Ser Padres

Cómo tener un embarazo seguro tras un aborto

Pasar por un aborto es una situación muy dura y triste, pero tener un embarazo seguro después es posible. Mira algunos consejos.

Cualquier embarazada quiere que su gestación sea segura y que todo vaya como debería. Es su mayor inquietud. Pero esto aumenta aún más si desgraciadamente ha tenido que pasar antes por un aborto.
Es la mayor preocupación de cualquier mujer embarazada: que su embarazo vaya bien y su hijo esté sano. Una inquietud que se incrementa si previamente ha tenido que pasar por un aborto. Si es tu caso, seguramente sepas a la perfección a lo que nos referimos.
Es probable que una vez pasada esta circunstancia, te hayas planteado volver a intentarlo, pero, ¿cómo conseguir que el embarazo sea seguro?

Consejos para un embarazo seguro

Tener en cuenta algunas recomendaciones como las siguientes para que tu embarazo sea lo más saludable posible:

Dales un tiempo a tus emociones

Ante todo, lo más importante es que te recuperes emocionalmente. Es completamente normal que sientas tristeza, angustia e incluso ansiedad y culpabilidad por lo que has vivido, pero también no debes olvidar que, si quieres disfrutar de nuevo de una gestación, estos no son los sentimientos más apropiados para ello. Por eso es fundamental que te des un tiempo y no te apresures si aún no estás preparada.

Haz las revisiones necesarias

Al pasar por un aborto, puede ser habitual que aparezcan infecciones o daños en algunos órganos internos. Por eso es muy importante hacer las revisiones que sean necesarias consultando a tu ginecólogo para identificar qué causó el aborto y para descartar cualquier problema fisiológico.
Algunas de las pruebas que pueden aconsejarte son: un análisis de sangre, una prueba cromosómica, una histeroscopia, una sonohisterografía, una histerosalpingografía y un ultrasonido.

Deja que tu cuerpo también se recupere

No solo es importante esperar un tiempo para recuperarse emocionalmente, también lo es que tu cuerpo también lo haga y vuelva a sus características habituales. El ciclo menstrual debe recuperar su regularidad y tu suelo uterino debe estar bien. Además, es importante dejar pasar un tiempo prudencial para evitar infecciones.
Fuente: iStock

mujerFuente: iStock

Mejora tus hábitos de alimentación

Asegúrate de mantenerte hidratada bebiendo la suficiente agua, y haz todas las comidas necesarias utilizando alimentos saludables. Por supuesto, evita el consumo de alcohol, tabaco y cafeína.
Es habitual también que los especialistas recomienden algunas vitaminas prenatales para mejorar la calidad y la cantidad de nutrientes que se aportan al cuerpo que va a gestar a un futuro pequeñín. Los más comunes son el ácido fólico, el hierro y el calcio. Lo ideal es empezar a consumirlos unos meses antes de la concepción.

Controla tu peso y evalúa los cambios de tu cuerpo

Es lógico, con el embarazo vas a aumentar tu peso, pero es fundamental que lo controles. Es tan importante que te fijes en que no sea un peso excesivo, como en que el peso no sea el adecuado. Para que el desarrollo del futuro bebé sea seguro, asegúrate de buscar el equilibrio con tu peso.

Entiende tus sentimientos

Es probable que si consigues volver a concebir sientas alegría, no obstante, según como sea el caso puede que la ansiedad o la depresión puedan aparecer incluso después del parto. Por eso es tan importante que entiendas tus emociones y que los expreses. En el caso de tener dificultad para sobrellevar la situación pide ayuda a un especialista.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking