Esto no debe tomar la madre lactante

Alimentos prohibidos durante la lactancia

Si has empezado a dar el pecho a tu pequeño seguro que te han asaltado dudas con respecto a tu alimentación. Lo mejor que puedes hacer es tener seguir una dieta sana para conseguir efectos positivos tanto en tu salud, como en la del bebé. Y por eso lo mejor evitar algunos alimentos durante este periodo de lactancia. Veamos cuáles.

lactancia materna
Fuente: iStock

Es algo que sabemos todos, llevar una alimentación saludable no solo debe ser un hábito durante el embarazo, debe mantenerse toda la vida. Por eso, la etapa de lactancia no va a ser menos.

Se suele decir que la leche materna es el mejor alimento que se puede dar a un recién nacido, especialmente durante sus primeros seis meses porque le aporta todos los nutrientes que necesita. Por este motivo, que la madre cuide su dieta cuando amamanta a su bebé resulta ser esencial. Y es que, también es algo que repercute positivamente en la propia salud de la mujer.

Aunque una dieta saludable y equilibrada es la mejor que puede seguir la madre, tomemos nota de algunos alimentos que es mejor que no tome mientras da el pecho a su hijo.

Algunos pescados azules

Se recomienda el consumo de pescado porque se trata de un alimento fundamental para la dieta de una madre lactante gracias a todos los beneficios nutritivos que aporta. No obstante, hay que prestar atención a qué especie se está consumiendo.

Es aconsejable no comer pescados con alta acumulación de mercurio: es mejor evitar el atún rojo, el emperador, el pez espada y el lucio, entre otros. Su tamaño grande hace que sea más probable que aumente el riesgo de contenerlo.

La cafeína

Los alimentos y, especialmente, las bebidas que contienen cafeína es preferible limitarlos, de hecho, tomarlos no será algo que recomienden los especialistas. Sin embargo, sí que se pueden consumir en pequeñas cantidades sin excederse.  

Sería en caso de superar los 300 mg en que el bebé podría experimentar algún episodio de nerviosismo, temblores o insomnio. Esto es porque la metabolización de la cafeína es más lenta en los bebés. Por eso lo recomendable es limitar la ingesta a máximo dos tazas al día y mejor después de la toma de leche.

Las bebidas alcohólicas

Al igual que durante la gestación, el alcohol llega a ser perjudicial para el desarrollo del bebé y por eso en la lactancia también debe evitarse. Esto es porque el nivel de alcohol pasa de manera muy rápida a la leche materna. Sobre todo, entre la media hora y la hora después de consumirlo que es cuando alcanza el nivel más alto.

Lo que se aconseja es no ingerir bebidas alcohólicas los tres primeros meses de la lactancia. Después de este periodo se podría beber algo, pero ocasionalmente, en pequeñas cantidades y en el punto más alejado posible de las tomas de leche del bebé.

Alimentos que cambian el sabor de la leche

Existen algunos alimentos que por sus sabores intensos pueden alterar cómo sabe la leche. Hablamos del ajo, la cebolla, la coliflor, la alcachofa y los cítricos.

Y aunque así sea, esta razón no supone que los niños rechacen el pecho, de hecho, puede ser una primera preparación para cuando comience con la alimentación complementaria. Incluso, como indican algunos estudios al respecto, el efecto del ajo en el sabor de la leche podría hacer que el niño succionase más rápido.

Eso sí, si notas que el bebé rechaza el pecho tras tomar algún alimento concreto, puedes probar unas semanas después ya que igual ha sido algo puntual.

Ciertas verduras y legumbres

En torno a la alimentación de la madre lactante también algunos mitos como el de que ciertos alimentos como garbanzos, brócoli, coles, alubias o bebidas gaseosas pueden producir gases al bebé, y como consecuencia, cólicos. Sin embargo, debemos pensar que los gases que pudieran ocasionar se producirían a partir de la digestión dentro del intestino de la madre, por lo que no se pueden transmitir al bebé a través de la leche.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo