Alimentación en el embarazo

Beneficios de comer semillas de chía en el embarazo

Las semillas de chía se consumen cada vez más. ¿Estás embarazada y te preguntas si son beneficiosas para ti? Toma nota de sus beneficios durante la gestación.

Sabemos que la alimentación es una de las cosas que más deben cuidar las mujeres embarazadas y por eso es normal que a veces surjan dudas al respecto. En esta ocasión hablamos de uno de los llamados “superalimentos” que una mujer gestante sí puede incluir en su dieta: las semillas de chía.

¿Qué son las semillas de chía?

Se trata de un alimento muy valioso en forma de semilla de color negro o blanco que es originario de México y Guatemala. No obstante, a día de hoy se ha ido extendiendo por el mundo y cada vez es más habitual que vendan estas semillas en cualquier supermercado y que se consuman en muchos países. De ahí que las mujeres embarazadas se pregunten si pueden incluir o seguir manteniendo este alimento en su alimentación durante el embarazo.

La semilla de chía es oleaginosa, lo que quiere decir que se compone especialmente de ácidos grasos poliinsaturados, aunque también aporta proteínas, vitaminas, minerales, fibra dietética y antioxidantes. Es por ello que es un alimento tan bueno para el organismo que, consumido con moderación y de manera adecuada, puede ofrecer muchos beneficios a las mujeres gestantes. Veamos los principales.

Beneficios de comer chía en el embarazo

  • Previene el estreñimiento. Gracias a que la chía aporta una gran cantidad de fibra, ayuda a mejorar el tránsito intestinal y a evitar el estreñimiento, una complicación habitual entre las mujeres gestantes.
  • Aporta Omega-3. Se trata de un ácido poliinsaturado fundamental para el buen desarrollo de la gestación, y aunque las semillas de chía no pueden ser las únicas fuentes de Omega-3, sí que pueden contribuir a dar parte de él.
  • Reduce la aparición de anemia. Dado su gran aporte en hierro previene que la mujer tenga un posible déficit de hierro, una condición también común durante el embarazo.
  • Ayuda a fortalecer los huesos. Además del hierro, el calcio es otro mineral clave en la gestación, ya que previene efectos adversos para la madre y es bueno para el crecimiento fetal. La chía contribuye a aportarlo al organismo.
  • Tiene un efecto saciante y evita el sobrepeso. Consumir chía aumenta la sensación de saciedad y reduce la ingesta calórica, por tanto, ayuda a reducir las ganas de comer continuas y, por ende, a controlar el peso, algo crucial porque el sobrepeso puede suponer un problema para el bebé y la madre.
semillas chía
Fuente: iStock

Algunas ideas para incorporarlas a la dieta

Actualmente las semillas de chía se venden prácticamente en cualquier supermercado y se pueden encontrar de diversas formas.

Podemos ver las semillas como parte de otros productos como barritas, cereales, panes o galletas, por ejemplo. Aunque lo mejor es consumirlas en su estado natural, tomando una o dos cucharadas al día. Mira estas ideas para incorporarlas en las comidas:

  • Puedes incluirlas en el yogur o en kéfir.
  • También puedes añadirlas a batidos de frutas.
  • Si preparas un bol de cereales o muesli para el desayuno, puedes ponerlas también como un ingrediente más.
  • Puedes esparcirlas encima de las ensaladas como parte del aliño.
  • También se pueden añadir encima de cremas de verduras o incluso en platos de legumbres.

Continúa leyendo