Dieta de la embarazada

Consejos para preparar menús para embarazadas

Tener una buena idea en cualquier etapa de la vida es muy importante. Pero cuando una mujer está embarazada debe cuidarla especialmente. Descubre aquí algunas recomendaciones sobre tus hábitos alimenticios, los alimentos que no debes olvidar incluir en tus menús y aquellos que están prohibidos durante la gestación.

alimentación
Fuente: iStock

Sabemos que en cualquier momento de nuestra vida seguir una buena alimentación es esencial, pero durante el embarazo adquiere una especial importancia. Ya no solo por la salud de la futura madre, sino también por la del bebé que está en desarrollo dentro del útero de la misma

Por eso, aquello de que la mujer debe “comer por dos”, más que referirse a aumentar el doble sus raciones, debe entenderse como el preparar comidas con la máxima atención para cubrir las necesidades de ambos y hacerlo de manera saludable.  

Si estás embarazada y hasta ahora los hábitos que seguías no eran los más adecuados, este es el mejor momento para empezar a ponerlos en práctica. Veamos algunos consejos para preparar las mejores comidas para ti y tu bebé

Recomendaciones

  • No comer alimentos poco cocinados y menos aún, crudos. Especialmente, aplicarlo tanto en carnes, como en pescados.
  • Lavar correctamente los alimentos y limpiar bien los utensilios de cocina.
  • Intentar comer al menos una pieza de fruta cada día.
  • Mantener una buena hidratación, bebiendo como mínimo un litro de agua al día.
  • Hacer preferiblemente 5 comidas diarias (distribuidas y reduciendo la cantidad de cada una de ellas) en vez de 3 grandes. Esto evita las digestiones pesadas y el estreñimiento.
  • No abusar de las grasas y los azúcares

 

 

¿Qué debemos incluir?

Como decimos, lo mejor es tener una alimentación variada y equilibrada, por lo que debes consumir diferentes tipos de alimentos. En tu dieta debes incluir, por tanto, alimentos ricos en:

  • Hierro. Porque es un mineral vital al estar involucrado en el transporte de oxígeno por el cuerpo de la embarazada y el bebé. Los siguientes alimentos contienen hierro: la carne, los frutos secos o las verduras de hoja verde, por ejemplo. 
  • Calcio. Dado que es necesario para que la futura madre y bebé tengan los huesos fuertes. Para ello es importante incluir leche, yogures, quesos, verduras de hoja verde, almendras y otros productos enriquecidos con calcio.
  • Ácido fólico o vitamina B9. Porque es fundamental ya que gracias a ella se pueden prevenir enfermedades congénitas en el bebé. Algunos alimentos ricos en tal vitamina son el zumo de naranja recién exprimido, las legumbres, los cereales enriquecidos y las verduras de hoja verde.
  • Proteínas. Por su aporte de energía que podremos adquirir a través de carnes magras, pescados, huevos y legumbres.
  • Yodo. Los productos lácteos, el pescado y los cereales son ricos en yodo, aunque aquí tienes una lista más completa de los mejores alimentos con yodo para tu embarazo.
  • Omega 3. Principalmente se encuentra en los pescados azules, aunque también es posible encontrarlo en los cereales y los huevos

Qué se debe evitar consumir

  • Lácteos elaborados con leche sin pasteurizar, es decir, los preparados con leche cruda que no han pasado por un proceso de pasteurización y que tienen una mayor probabilidad de cultivar bacterias dañinas.
  • Carnes o pescados crudos. Comer carne poco hecha conlleva el riesgo de poder contraer toxoplasmosis, una enfermedad producida por un parásito que se encuentra en la carne y que puede producir anomalías al bebé. Ciertos embutidos y el paté también están contraindicados.  Asimismo, el consumo de pescado crudo también debe evitarse porque puede contener parásitos y las variedades de grandes dimensiones (como el salmón, el pez espada o el tiburón) porque pueden contener una dosis peligrosa de mercurio.
  • Huevos crudos o poco cocidos. El huevo es un alimento saludable mientras esté bien preparado, en caso de estar poco cocido, podría estar contaminado con salmonela, una bacteria que puede ocasionar vómitos, diarrea y fiebre
  • Cafeína y alcohol. La cafeína puede llegar a la placenta y al feto, y este no tiene las enzimas que son necesarias para poder metabolizarla. Además, está totalmente prohibida la ingesta de bebidas alcohólicas durante el embarazo, podría conducir al síndrome de alcoholismo fetal, el que produce retraso mental
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo