Dieta sana

Los refrescos "light" durante el embarazo también pueden causar sobrepeso infantil

2 minutos

Investigadores canadienses han descubierto que las madres que toman bebidas calificadas de "dietéticas" durante la gestación, tienen niños más gorditos.

refrescos_embarazo

La incidencia de la obesidad infantil ha ido en aumento desde hace décadas en todo el mundo, aunque quizás es más preocupante en países como Estados Unidos. Allí precisamente, los estudios señalan que 1 de cada 5 niños en edad preescolar sufre de sobrepeso u obesidad. Y, según investigaciones recientes, los refrescos forman parte de la dieta diaria de los niños por lo que se están llevando a cabo fuertes campañas para cambiar esta tendencia.

Así, muchas familias han tendido a cambiar las bebidas clásicas por las "dietéticas" en un intento de reducir calorías. Pero un nuevo estudio realizado por la Universidad de Manitoba, en Canadá, ha confirmado lo que ya sabía con otros productos "light", que sí engordan.

El estudio, publicado en la revista JAMA Pediatrics, y realizado con más de 3,000 niños canadienses y sus madres, estableció una relación importante entre mujeres que consumieron bebidas con edulcorantes artificiales durante el embarazo y un índice de masa corporal más alto en sus bebés.

En comparación con aquellas mujeres que no bebieron refrescos durante el embarazo, quienes los consumieron a diario fueron dos veces más propensas a tener bebés que registraron sobrepeso al alcanzar su primer año de vida.

Más gorditos los niños que las niñas

Los investigadores aclaran que todas las madres que participaron completaron un cuestionario de frecuencia de comidas, en el cual detallaron los alimentos y bebidas que habían consumido durante su embarazo. Cerca del 90% de los bebés fueron examinados un año después de su nacimiento.

Entre las mamás, un 30% señaló que habían bebido refrescos endulzados artificialmente durante la gestación. De ellas, un 5% señaló haberlo hecho todos los días. Además de los refrescos "de dieta", estas bebidas podían incluir café y té endulcorados artificialmente.

El 30% de las mujeres que consumieron estos edulcorantes "no calóricos" también marcaron otras diferencias con el resto de las madres. Por ejemplo, sus índices de masa corporal era más altos y tenían más probabilidades de ser fumadoras. Luego del parto, amamantaron a sus bebés por poco tiempo e incorporaron antes alimentos sólidos a las dietas de sus hijos.

Pero aún controlando todas esas diferencias, los investigadores hallaron una correlación significativa entre el consumo diario de bebidas endulzadas artificialmente y el índice de masa corporal de los pequeños. Eso sí, después de comparar los efectos en niños y niñas por separado, hallaron que "la relación bebidas durante el embarazo y sobrepeso infantil" solo era significativa en los varones.

 

Etiquetas: alimentación en el embarazo, bebé, embarazada, embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS