Salud en el embarazo

El ácido fólico también es importante para la fertilidad masculina: beneficios y propiedades

El ácido fólico es esencial tanto antes como durante las primeras semanas del embarazo, especialmente porque previene que puedan surgir defectos del tubo neural en el bebé, algo que suele ocurrir muy pronto, apenas en las primera semanas de gestación, cuando incluso la mujer todavía no sabe que está embarazada.

El ácido fólico también es importante para la fertilidad masculina
Foto: Istock

Es conocido que el ácido fólico destaca precisamente por ser uno de los nutrientes más importantes tanto antes como durante el embarazo, principalmente porque un déficit de esta vitamina puede originar la existencia de determinados defectos congénitos en el bebé, que podrían ser fácilmente prevenibles con una cantidad normal de ella en el cuerpo. No en vano, la suplementación de ácido fólico se convierte en la primera línea de defensa contra defectos de nacimiento genéticos, como por ejemplo es el caso de la anencefalia y la espina bífida.

Consiste en una forma sintética del folato, también conocida habitualmente bajo la denominación de vitamina B9. Debido a que desde un punto de vista molecular, ambos son casi idénticos, es común que muchos consideren el ácido fólico y el folato como la misma cosa, pero en realidad no lo son. 

De hecho, la principal diferencia que encontramos entre ellas es cómo los utiliza el cuerpo. Mientras que el folato se convierte en el tracto digestivo en la forma activa de vitamina B9 (conocida bajo el nombre de 5-metil-THF), el ácido fólico debe ingresar primero al torrente sanguíneo, y llegar tanto al hígado como a otros tejidos, para poder convertirse en 5-MTHF.

Por todo ello, es imprescindible no solo una adecuada suplementación durante la gestación, sino también antes de que se produzca el embarazo. Debemos tener en cuenta que parte de los defectos congénitos que se producen por una deficiencia de esta vitamina tienden a formarse muy pronto, incluso cuando todavía la mujer no sabe realmente que está embarazada.

Los defectos del tubo neural son defectos congénitos del cerebro, la médula espinal o la columna vertebral, los cuales tienden a desarrollarse a lo largo del primer mes de embarazo, pero suelen ocurrir muy temprano. Motivo por el cual es fundamental, siempre que la concepción haya sido planeada, empezar con una suplementación prenatal incluso antes de que esta se haya producido. 

Aunque esto es de sobra conocido, lo que originalmente muy pocas personas saben es que el ácido fólico es también importante para la fertilidad. Y no solo para la fertilidad femenina, sino también para la masculina.

¿Por qué el ácido fólico es beneficioso para la fertilidad del hombre?

Beneficios del ácido fólico para la fertilidad del hombre
Foto: Istock

Es evidente que, antes de tener un embrión, son necesarios un óvulo y un espermatozoide. La necesidad de ácido fólico, o de folato, en las mujeres en edad fértil es bien conocida, pero la realidad es que, para una adecuada fertilidad masculina, también es esencial.

Se estima que el proceso de creación y maduración de un espermatozoide, desde la célula madre hasta el espermatozoide en sí, es de alrededor de 60 días. Cuando se trata tanto de la división celular como de la síntesis de ADN, el folato se caracteriza por ser un nutriente esencial bastante importante.

Los niveles de folato medidos en el semen se han asociado con la salud de los espermatozoides y con el recuento de los mismos. Por ejemplo, un estudio encontró que niveles bajos de folato en el semen se asociaron con cierta inestabilidad del ADN del esperma, por lo que parece que el folato jugaría un papel ciertamente importante en la salud del esperma.

Suplementación con ácido fólico y recuento de espermatozoides

Llegados a este punto, es normal que nos preguntemos si una suplementación con ácido fólico podría ayudar a la hora de tratar determinados problemas de fertilidad en el hombre, como por ejemplo sería el caso de un bajo recuento de espermatozoides. 

Podemos mencionar un estudio que encontró que una suplementación combinada de ácido fólico con zinc, durante un período de 26 semanas, ayudó a aumentar el recuento total de espermatozoides tanto en hombres fértiles como en subfértiles (se considera como un tipo de infertilidad en la que todavía existe la posibilidad de conseguir el embarazo sin ningún tipo de tratamiento, pero puede llevar más tiempo). No en vano, se observó un aumento del 74 por ciento en el recuento total normal de espermatozoides.

También es interesante mencionar otro aspecto de este estudio. Y es que antes de que se comenzara con la suplementación, los niveles de folato seminal y zinc no eran significativamente diferentes en ambos grupos, lo que podría indicar que, si bien es cierto que los niveles bajos de folato no eran la causa de un recuento más bajo de espermatozoides, esa suplementación sí ayudó.

No obstante, los resultados son por el momento dudosos, especialmente si tenemos en cuenta que otro estudio, realizado en hombres con oligoastenoteratozoospermia (recuento de espermatozoides bajo, motilidad anormalmente baja y porcentaje de espermatozoides con forma normal bajo), se encontró que la suplementación con ácido fólico y zinc no mejoró de forma significativa la salud del esperma.

En cualquier caso, sí se ha demostrado que una suplementación a base de ácido fólico, zinc, vitamina C, vitamina D, licopeno y selenio, todos los nutrientes recomendados para mejorar la fertilidad masculina.

También es importante para la fertilidad femenina

Al igual que el ácido fólico puede ser beneficioso para la fertilidad del hombre, para la fertilidad femenina también puede serlo. Ya sabemos que aquellas mujeres que no obtienen suficiente ácido fólico a través de la dieta presentan un riesgo mayor de tener un bebé con un defecto del tubo neural, que podría prevenirse mediante una suplementación con ácido fólico no solo durante el embarazo temprano, sino sobre todo antes de la concepción. Es más, de acuerdo a las estadísticas, una suplementación temprana con esta vitamina ayuda a reducir la aparición de estos defectos de nacimiento hasta en un 60 por ciento.

También se han encontrado otros beneficios, como por ejemplo ayudar a aumentar los niveles de progesterona, con un menor riesgo de ovulación irregular, lo que proporcionaría cualidades interesantes a la hora de concebir un bebé.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo