Alimentación en el embarazo

El aumento de los niveles de ácidos grasos reduce el riesgo de partos prematuros

Además de ser esencial para el buen desarrollo del cerebro de los bebés, un reciente estudio ha descubierto que los niveles adecuados de ácidos grasos ayudaría a disminuir el riesgo de partos prematuros.

El aumento de los niveles de ácidos grasos reduce el riesgo de partos prematuros
Foto: Istock

Las virtudes de los ácidos grasos son conocidas por el público en general desde la década de los años 90, cuando se empezaron a publicar un buen número de estudios que demostraban su importancia para la salud física, cardíaca y mental de las personas.

En el caso de los ácidos grasos omega-3, por ejemplo, consisten en un tipo único de ácido graso poliinsaturado esencial para nuestra salud, que debemos incluir en nuestra dieta, dado que nuestro organismo no es capaz de producirlos por sí solo.

De hecho, diferentes estudios indican que los ácidos grasos omega-3, proporcionados a través de la dieta, se convierten en una fuente de ácidos grasos esenciales para una mejor salud, ayudando de forma positiva a la hora de prevenir las enfermedades cardiovasculares, además de ayudar en el tratamiento de determinadas afecciones crónicas.

Por ejemplo, numerosos estudios clínicos han encontrado que los ácidos grasos omega-3 disminuyen el riesgo de enfermedad del corazón, además de prevenir la formación de coágulos en la sangre y disminuir el nivel de los triglicéridos, lo que reduce aún más el riesgo de sufrir trastornos vasculares.

Pero durante el embarazo seguir una dieta rica en ácidos grasos saludables también se convierte en una excelente opción. Y es que se sabe que una deficiencia severa tanto de omega-3 como de omega-6 puede alterar el desarrollo normal del cerebro del bebé, repercutiendo, además, de forma negativa en su visión.

Un nuevo estudio, publicado recientemente en EClinicalMedicine (una revista clínica publicada por The Lancet) ha encontrado que los suplementos de ácido docosahexaenoico (DHA), un tipo de ácido graso omega-3, pueden ser de mucha utilidad a la hora disminuir de forma significativa el riesgo de partos prematuros.

Beneficios del DHA en el embarazo
Foto: Istock

Como advierten los científicos, aunque muchas mujeres embarazadas toman durante la gestación un multivitamínico que incluye DHA, es posible que la cantidad incluida en el mismo no sea suficiente, por lo que los investigadores de la Universidad de Kansas y de la Universidad de Cincinnati, han señalado que aumentar la ingesta de DHA a una dosis de 1000 miligramos (mg) puede ayudar a reducir el riesgo de parto prematuro temprano.

Por tanto, desde seguir una dieta muchísimo más saludable, hasta tomar un suplemento, los expertos concluyen que aumentar los niveles de DHA durante el embarazo puede tener un impacto realmente positivo en el bebé.

¿Por qué el DHA es tan importante durante el embarazo?

Durante la investigación, un estudio aleatorio doble ciego, que duró 4 años (entre 2016 y 2020), los investigadores compararon a 1.100 mujeres para comprobar si tomar 1000 mg de DHA era más beneficioso que tomar 200 mg a la hora de disminuir el riesgo de parto prematuro.

Los científicos descubrieron que aquellas mujeres que habían tomado la dosis más elevada de DHA (1000 mg), tenían una tasa más baja de parto prematuro. Y descubrieron, además, diferentes pautas y medidas que las mujeres deberían adoptar inicialmente cuando tienen niveles bajos de DHA.

Como manifiestan los expertos, “nuestro estudio muestra que las mujeres que empiezan el embarazo con un nivel bajo de DHA, por lo general mujeres que aún no toman un suplemento prenatal con DHA o que no comen cantidades significativas de pescado y mariscos, necesitan consumir alrededor de un gramo de DHA durante el resto de la gestación para registrar tasas más bajas de parto prematuro”.

Aunque es cierto que el estudio dependía de que las mujeres tomaran sus suplementos, hubo datos suficientes como para obtener conclusiones válidas acerca de la necesidad de que una embarazada obtenga las cantidades de DHA recomendadas.

El desarrollo saludable del bebé durante el embarazo depende, entre otros aspectos, de cantidades adecuadas de DHA. Por ejemplo, es esencial para el desarrollo del cerebro no solo durante la gestación, sino también durante la primera infancia. Y, además, disminuye la respuesta inflamatoria del cuerpo.

Principales fuentes de DHA: ¿en qué alimentos los encontramos?

Además de los propios suplementos nutricionales de DHA, también podemos encontrar este tipo de ácido graso omega-3 presente en algunos alimentos.

Es lo que ocurre, por ejemplo, con los pescados grasos, como es el caso del salmón, atún, trucha y caballa. De hecho, son considerados como algunas de las mejores fuentes.

Lo mismo sucede con el huevo, y determinadas fuentes vegetales, como nueces, semillas de lino (linaza) y semillas de chía, que proporcionan cantidades interesantes de ácido alfa-linolénico (ALA), un ácido graso omega-3 que se acaba convirtiendo en DHA en el organismo.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo