Alimentación en el embarazo

Los mejores tés e infusiones para tomar durante el embarazo

La lista de alimentos que no pueden comer las embarazadas, por razones de seguridad alimentaria, incluye algunos tés e infusiones. Descubre aquellos cuyo consumo es recomendable durante esta etapa.

Frente a los amantes del café, que no soportan amanecer sin tener delante una taza desbordante de cafeína, se erigen aquellos que adoran el té y las infusiones por encima de todas las cosas y se regocijan removiendo la cucharilla mientras respiran su dulce aroma. Si no existe alguna contraindicación médica que impida su consumo, el té y las infusiones son bebidas naturales que aportan múltiples beneficios para la salud siempre y cuando se tomen con moderación.  

Sin embargo, durante el embarazo se desaconseja el consumo de muchos alimentos y reducir el de otros tantos, entre ellos el de algunas de estas infusiones y tés. Más de una embarazada se ha llevado las manos a la cabeza preguntándose si sería capaz de sobrevivir sin estas bebidas tan reconfortantes. A lo largo de esta etapa, es importante beber mucho líquido, y las infusiones son una buena manera de hidratarse, eso sí, teniendo en cuenta aquellas que no afectan al proceso de gestación. Es conveniente consultar con un profesional sanitario para corroborar que las infusiones que se consumen de forma habitual también son seguras en esta etapa, ya que algunas pueden afectar negativamente al desarrollo del bebé en el vientre materno, e incluso interrumpir el embarazo, y cerciorarse de que no tienen contraindicaciones. Por eso, esta recopilación de tés e infusiones no perjudiciales para las embarazadas permitirá que sigan disfrutando de estos pequeños placeres.

Los mejores tés

té embarazo
Fuente: Matcha&Co

Té Roiboos

En particular, el Té Rooibos es la infusión perfecta para tomar durante el embarazo, ya que no contiene cafeína, lo que lo convierte en la alternativa perfecta al té verde o al té negro. Su aroma dulzón, inconfundible, hará las delicias de todas aquellas mujeres en estado que no soporten la idea de abandonar este exquisito capricho. Además, contiene gran cantidad de antioxidantes y minerales, entre los que destaca sobre todo la presencia de calcio y flúor, lo que ayuda a fortalecer el sistema óseo.

Preparar un rooibos es simple y rápido. Se puede tomar frío o caliente y mezclarlo con agua, leche o una bebida vegetal como leche de avena, leche de soja, o leche de almendras. Solo hay que calentar 60 ml de agua a 80º C y verter entre 0,5 g y 1 g de rooibos en polvo para luego mezclarlo hasta que quede espumoso”, explican desde Matcha&Co sobre la versión matcha, en polvo, de este tipo de té. 

Las mejores infusiones

Hinojo y tomillo

Esta infusión de hierbas está considerada como una de más adecuadas durante el embarazo, dadas sus múltiples propiedades antiinflamatorias, digestivas, antioxidantes e, incluso, antibióticas. Con una cucharadita de miel, bien disuelta en la taza, está deliciosa.


Jengibre 

Una bebida estupenda para evitar las náuseas durante el primer trimestre del embarazo y para calmar el malestar estomacal. Además, posee propiedades antioxidantes que favorecen el organismo y también es rica en potasio, hierro, magnesio y vitamina E. 


Melisa, pasiflora y flor de azahar

Conocidas por su eficaz efecto relajante, estas infusiones pueden ayudar a liberar tensiones y asegurar un buen descanso nocturno. 

Continúa leyendo