Embarazo

Mindfulness y dieta mediterránea: lo que necesitas en el embarazo para que tu bebé tenga buen peso al nacer

Reducir el riesgo de que tu bebé nazca con bajo peso es muy sencillo: basta con que practiques mindfulness y te decantes por la dieta mediterránea en el embarazo.

mindfulness
Fuente: iStock

Identificar a los bebés pequeños para su edad gestacional es de vital importancia para prevenir que, en su etapa adulta, sufran enfermedades cardiovasculares o, incluso, muerte perinatal. Pero, también puede darse el caso de que el bebé nazca con bajo peso.  De hecho, esta causa está considerada por la OMS como una de las más comunes de mortalidad perinatal en el mundo y, además, se asocia con un peor neurodesarrollo en la infancia y con más problemas de salud metabólica y cardiovascular en la edad adulta.

Cuando nos referimos a bebé con bajo peso al nacer, estamos haciendo referencia a los niños que, en el momento del nacimiento, pesan menos de dos kilos y medio. Pero, ¿por qué se da esta circunstancia?

La causa más común es la que se da en niños prematuros que, no habiendo alcanzado su grado de maduración óptimo dentro del vientre materno, nacen y tienen que crecer dentro de la incubadora durante un tiempo. Pero no es la única causa: la dificultad para crecer en el vientre, sea por el motivo que sea, es otro de los motivos principales.

Aunque estas dos, en principio, encuentran su origen en el recién nacido, otras causas de que el bebé nazca con bajo peso estarían en la embarazada. Tienen más riesgo: los bebés de mujeres que fuman, que han tenido alguna infección durante el embarazo, que no han aumentado el peso suficiente en la gestación, que toman alcohol y drogas o, entre otros, que sufran embarazo de riesgo debido a su edad.

Mindfulness y dieta mediterránea: así puedes reducir el riesgo de bajo peso de tu bebé

Efectivamente, existen maneras de reducir el riesgo de que tu bebé tenga bajo peso al nacer. Si las causas son tomar alcohol, fumar o las drogas, es obvio que este motivo es una causa más para cortarlo de raíz en el momento que descubras que estás embarazada.

Dentro de ese estilo de vida saludable al que hay que amoldarse, una nueva investigación añade dos factores: practicar mindfulness y ceñirse a la dieta mediterránea. Y es que, al parecer, ambos reducen el riesgo de que el bebé nazca con bajo peso.

En concreto, han llegado a la conclusión de que se puede reducir entre el 29% y el 36% de los bebés nacidos con bajo peso cuando se interviene en la dieta de la madre y se rebaja su nivel de estrés.

“El crecimiento fetal puede mejorarse aplicando cambios en el estilo de vida de la embarazada”. Así expone un comunicado del BCNatal (Hospital Clínic- IDIBAPS y Hospital Sant Joan de Déu Barcelona), el centro encargado de llevar a cabo este estudio, publicado en la revista JAMA, junto al apoyo de Fundación La Caixa.

Relajarse: vital en el embarazo

Basándose en el programa MBSR ( Mindfulness Based Stress Reduction) los investigadores intervinieron a un grupo de embarazadas para intentar reducir su nivel de estrés. Se ciñeron al programa durante ocho semanas dentro de su periodo de gestación. “Para saber si había una reducción en el estrés, se completaron unos cuestionarios al inicio y al final del programa, y se midieron los niveles de las hormonas relacionadas con el estrés, el cortisol y la cortisona”, argumenta una de las autoras del estudio.

La importancia de alimentarse bien

Otro grupo de embarazadas asistieron durante su gestación a citas con una nutricionista que adaptó su dieta a la mediterránea incorporando más fruta y verdura, carne blanca, pescado azul, lácteos y cereales integrales.

Las conclusiones fueron claras: cuando se guía una dieta mediterránea o se practica mindfulness para reducir el nivel de estrés en la gestación, se reduce el riesgo de que el bebé nazca con bajo peso pero, además, reduce también el riesgo de sufrir preeclampsia o muerte perinatal.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo