Alimentación en el embarazo

¿Por qué son buenas las uvas en el embarazo?

Si buscas una merienda o antojo perfecto mientras estás embarazada, apuesta por las uvas. Sus propiedades son de lo más beneficiosas para tu salud. Mira aquí las principales.

embarazada
Fuente: iStock

De la misma forma que otras frutas, comer uvas es de lo más beneficioso para el organismo, en especial en el embarazo gracias a su multitud de propiedades. Dentro de una alimentación equilibrada, consumir uvas con moderación hace mucho bien a una mujer embarazada. Veamos cuáles son sus principales bondades.

Cuidar la alimentación en el embarazo es fundamental, y una buena forma de hacerlo es consumiendo uvas con moderación. Tienen numerosos beneficios para el organismo de una mujer embarazada. Entre otros, estos son los principales:

Son el antojo perfecto

Bien es sabido por todos que, durante el embarazo, las mujeres suelen tener antojos. Antojos que pueden ser de lo más variados, y que normalmente no suelen ser muy saludables. Una buena forma de no caer precisamente en ello, es apostar por tomar uvas.

Tienen un tamaño pequeño (como si se tratase de palomitas o patatas) y un sabor agradable, por lo que pueden ser el aperitivo o merienda perfecto durante la gestación. Una gran ventaja es que pueden consumirse de múltiples formas: al natural con la propia piel, en zumos, junto a otras frutas, en batidos…

Contienen nutrientes esenciales

  • Son ricas en hierro, por lo tanto, ayudan a prevenir la anemia.
  • Tienen ácido fólico, un elemento que actúa en la división y multiplicación de las células, fundamental durante el desarrollo del embrión.
  • Contienen fibra y combaten el estreñimiento. Las uvas son ricas en fibra, lo que significa que pueden ser de gran ayuda para evitar y combatir el estreñimiento, un síntoma habitual entre embarazadas. Podríamos decir que tienen una función de laxante natural.

Tienen un alto contenido en antioxidantes

Las uvas aportan antioxidantes y potasio al organismo, algo que favorece a la hora de mantener los valores normales de la tensión. Esto quiere decir que ayudan a evitar la hipertensión arterial. Del mismo modo, reducen el riesgo de preeclampsia, una afección asociada a la tensión.

Los antioxidantes, además, ayudan a prevenir el envejecimiento y a aumentar la inmunidad, por lo tanto, a prevenir infecciones.

embarazada
Fuente: iStock

Tienen efectos diuréticos

Al igual que ayudan con el estreñimiento, también funcionan como diurético, lo que es bueno para eliminar líquidos y sustancias de desecho. También ayudan a que se reduzca la retención de líquidos y, por tanto, a que las piernas y los pies no se inflamen, un signo que suele ser común en mujeres gestantes.

Esto a su vez es muy beneficioso para cuidar ciertos órganos como el hígado, gracias a que su efecto diurético ayuda a que se depure.

Ayudan a cuidar la piel y el cabello

Uno de los síntomas que puede darse a lo largo de la gestación es la aparición de manchas sobre la piel provocas por las alteraciones hormonales que vive la mujer. Así que, sí, las uvas también pueden utilizarse como remedio natural, se pueden cortar por la mitad y frotar cuidadosamente por las zonas afectadas de la piel.

Además, su alto contenido en agua ayuda a que la piel esté hidratada y a darle brillo al pelo. Esto repercute en que la mujer se vea mejor.

Algunas consideraciones

Acabamos de ver las propiedades más importantes y beneficiosas de las uvas durante el embarazo. Pero eso sí, no se aconseja que las consuman aquellas embarazadas que padezcan de diabetes gestacional por el alto contenido en glucosa que tienen.

Por otro lado, tampoco se recomiendan consumir en el primer trimestre de embarazo debido a que los niveles de acidez suelen ser altos durante los primeros meses y las uvas no ayudan a su reducción. Lo mejor es consultar con el especialista ante cualquier duda.

 

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo