Riesgos de la leche sin pasteurizar

¿Qué riesgos tiene tomar leche no pasteurizada en el embarazo?

Consumir lácteos es muy saludable durante el embarazo por su alto aporte en calcio, proteínas y algunas vitaminas. Eso sí, hay que tener cuidado con aquellos elaborados con leche sin pasteurizar porque podrían contener una serie de bacterias dañinas para la embarazada y para el bebé. Descubre cuáles son los principales riesgos.

leche embarazo
Fuente: iStock

Al igual que cuando nace el bebé surgen mil dudas porque queremos que tenga el mejor desarrollo, lo cierto es que antes del nacimiento, esas preocupaciones ya han estado precedidas por todas las que le aparecen a la madre estando embarazada. Y una de ellas es, sin duda, la alimentación que debe seguir.

Es importante tomar nota de las recomendaciones médicas con respecto a la dieta, reduciendo o evitando el consumo de aquellos alimentos que pueden ocasionar algún daño a la salud de la madre o a la del feto durante la gestación. En este caso, hablamos de los lácteos elaborados a base de leche sin pasteurizar. Descubre por qué siempre se debe ingerir leche que ha pasado por un proceso de pasteurización y los riesgos que conlleva el no hacerlo así

¿Qué es la pasteurización?

La pasteurización es un proceso de tratamiento térmico que tiene el fin de destruir bacterias y evitar también que los alimentos se envejezcan. La mayoría de la leche y de la nata se pasteuriza, pero aquella que no pasa por este procedimiento se denomina “leche cruda”, normalmente, esto se indica en la etiqueta

 

 

Leche cruda: la leche sin pasteurizar

La leche es un producto cuyo fin principal es el de que la vaca alimente a sus terneros mediante la lactancia. Y del mismo modo que la leche materna humana, la de vaca agrupa un conjunto de bacterias en su interior. No obstante, las bacterias de una son muy diferentes a las bacterias de otra

Mientras la leche de vaca, como es lógico, no origina ningún problema para el ternero, sí que puede ocasionarlo tanto a la embarazada como al futuro bebé. Asimismo, a esto debemos añadir la forma de extraer la leche, ya que el propio ordeñado también conlleva la adicción de otra serie de bacterias

Riesgos de la leche no pasteurizada

Generalmente, las bacterias tienen la capacidad de atravesar la barrera placentaria de manera natural. Muchas no generan ninguna consecuencia dañina, pero otras pueden llegar a ser bastante peligrosas para el bebé que está desarrollándose. Ejemplo de ello es la Listeria monocytogenes, porque puede causar listeria, la misma que puede provocar problemas como: abortos, infecciones, partos prematuros o, incluso, el fallecimiento del bebé.

En circunstancias óptimas, si se detecta una infección temprano, el suministro de antibióticos puede pararla. No obstante, dado que los síntomas de la listeriosis (dolor de cabeza, náuseas, vómitos o síntomas de gripe, entre otros) pueden aparecer tarde y son difíciles de distinguir, es complicado su diagnóstico. Por este motivo, la mejor medicina para evadir este riesgo es intentar evitarla. ¿Cómo lo hacemos? Consumiendo lácteos con leche pasteurizada

Encontrarnos con tal bacteria tanto en quesos elaborados con leche cruda, como en la propia leche tiene una elevada probabilidad, por lo que la opción más segura es seguir tomando lácteos, pero siempre que sean pasteurizados (aquí puedes ver cuáles son los mejores quesos que puedes consumir a lo largo de tu gestación). 

Y es que, lo que no debemos olvidar es que los tales productos son muy saludables durante el embarazo, porque proporcionan además del calcio necesario, también proteínas y algunas vitaminas. Lo importante es consumir los convenientes y conservarlos adecuadamente

 

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo