Cómo elegir la primera (y mejor) silla de coche para tu bebé

La necesitarás desde los primeros días de vida de tu bebé, cuando regreses a casa desde el hospital. Y cada vez que montes con tu hijo en el coche debes asegurarte de que está protegido.

Britax

La silla de seguridad para el coche es un producto imprescindible que necesitarás desde el nacimiento de tu hijo. Elegirla bien es clave para garantizar su seguridad desde su primer desplazamiento en automóvil (probablemente le llevarás a casa desde el hospital en coche), cuando es más vulnerable y hay mayor riesgo de que sufra lesiones si tenéis un accidente. Ten cuenta que el uso de una silla infantil adecuada en el coche reduce en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones en caso de accidente en los niños, según datos de la Dirección General de Tráfico. Es importante que te tomes tu tiempo para analizar y comparar entre los distintos sistemas de retención infantil, para estar segura de que has elegido el más adecuado para tu vehículo, y el que incorpora sistemas que ofrecen la máxima seguridad y comodidad al recién nacido. Atenta, porque vamos a darte algunas claves. 

Britax

Normativa de homologación

La silla que utilizarás actualmente puede haber sido homologada bajo cualquiera de estas dos normativas: la ECE R44/04, que clasifica los dispositivos por grupos de peso, y la ECE R129 (i-Size), más reciente, que se basa en la estatura. Las dos son perfectamente válidas y lo seguirán siendo durante años. Sin embargo, esta última normativa, en vigor desde 2013, regula mejoras en los asientos frente a impactos en colisiones laterales y frontales y amplía por ley el tiempo de viaje del niño en sentido contrario a la marcha hasta al menos los 15 meses.

¿Qué es lo primero que debes hacer? Comprobar que la silla sea adecuada para nuestro coche, que se adapte bien y que sea cómoda. Y es que no todos los dispositivos se pueden colocar en todos los asientos ni en todos los automóviles.

Hay dos maneras de sujetar la silla al coche: con el cinturón de seguridad o mediante el sistema Isofix. Este último es el más recomendado, ya que reduce la posibilidad de que la silla se coloque de forma incorrecta al llevar tres puntos de anclaje; dos situados entre el respaldo y el asiento, y un tercer punto que puede ir bien en la parte posterior del asiento del coche o bien con una pata de apoyo que va de la base de la silla al suelo del vehículo.

También debes asegurarte de que la silla quede bien ajustada, siguiendo las indicaciones del fabricante y comprobando que no queden holguras y que los arneses estén lo más tensos posibles y sin arrugas. Y recuerda que tanto la DGT como el RACE recomiendan evitar comprar sillas infantiles de segunda mano o que hayan sido utilizadas durante largos periodos de tiempo.

Portabebés Britax

Tipos de sistemas de retención

Podrás encontrar tres tipos de sistemas de retención infantil para recién nacidos: los capazos homologados para el automóvil, los portabebés y las sillas fijas para el coche. El primero de ellos solo es aconsejable en determinados casos de bebés prematuros, así que hablemos de los dos últimos. 

Portabebés, ligeros y portátiles

Conocido como grupo 0+, el portabebés es un dispositivo exclusivamente a contramarcha, ligero y portátil, que puedes instalar y desinstalar del coche con facilidad, y acoplarlo a una silla de paseo compatible. Así evitarás despertar al bebé al colocarlo o retirarlo de la silla de coche. Suele ser apto desde el nacimiento hasta los 12-15 meses de edad, dependiendo del modelo. Por ejemplo, el BABY-SAFE 2 i-SIZE de Britax Römer está homologado para su uso desde los 40 cm de estatura hasta los 83 cm o 13 kg (lo que antes suceda), lo que equivale a unos 15 meses, aproximadamente.

¿En qué debes fijarte? Primero, en que se adapte a las necesidades del niño a medida que crece. El BABY-SAFE 2 i-SIZE lo consigue con su sistema de reclinación patentado, que modifica la estructura interna del portabebés al ajustar el reposacabezas a la altura del niño. Así, se proporciona una postura más recostada y ergonómica al recién nacido, en combinación con su completo reductor incluido, y se ofrece progresivamente una posición más incorporada al bebé mientras crece, que le proporcionará una mayor seguridad en caso de accidente.

Britax Römer

Fíjate también, por supuesto, en lo que aporta mayor seguridad para tu bebé. Aunque los portabebés pueden instalarse con cinturón de tres puntos, para lo que cuentan con homologación universal, se recomienda instalarlos con una base Isofix, que facilita el montaje, minimiza los posibles riesgos de mal uso y proporciona mayor estabilidad, especialmente en impacto lateral. Además, existen bases que ofrecen una posición aún más adecuada, ergonómica y segura para el bebé, y ayudan a compensar la excesiva inclinación de muchos asientos de coche, que pueden provocar que la cabeza del bebé caiga hacia delante. Es el caso de la Base Flex del BABY-SAFE 2 i-SIZE, que permite ajustar el ángulo de inclinación en cuatro posiciones. Al tratarse de un dispositivo i-Size, puede instalarse con Isofix y pata de apoyo en cualquier asiento de vehículo homologado como i-Size. Otros puntos a tener en cuenta es que tenga arnés de cinco puntos y no de tres puntos, para repartir mejor la energía en caso de impacto, y que disponga de algún sistema de absorción de impactos laterales.

Britax

Tres piezas: portabebés, silla de paseo y capazo

Aunque una de las ventajas del portabebés es que puede colocarse en una silla de paseo, ten en cuenta que están concebidos como silla de seguridad para el coche. Solo deben utilizarse en el cochecito durante cortos periodos de tiempo, como para ir del coche a casa. Para salir a pasear, al parque o de compras, es mejor usar el capazo, que ofrece al bebé una posición horizontal y una mayor libertad de movimientos.

Si quieres optar por un carrito de tres piezas, compuesto por silla de paseo, capazo y portabebés para el coche, una buena recomendación es BABY-SAFE 2 i-SIZE de Britax Römer, por ejemplo, es uno de los componentes del nuevo SMILE III Trío Comfort, que también incluye una silla de paseo con asiento reversible apta desde el nacimiento hasta los 22 kilos, y un cómodo capazo. El SMILE III Trío Comfort Plus añade también la base Isofix con ajuste de inclinación.

Britax Römer

¿Qué nos encanta del SMILE III? Pues que su diseño (57 cm de anchura), su suspensión central y delantera y sus ruedas hinchables le hacen perfecto tanto para las calles de la ciudad como para los caminos de los parques. Y la amplia capota extensible con tratamiento UPF 50+, el asiento reclinable hasta la posición horizontal y el manillar regulable en altura hará que el paseo sea cómodo tanto para los niños como para sus padres. 

Britax Römer

Silla de coche fija

Cada vez es más frecuente adquirir, por un lado, un cochecito de dos piezas, como el SMILE III Dúo Essential (que es silla de paseo más capazo), y por otra, una silla de coche fija, que solo habrá que instalar una vez en el vehículo. Estas sillas suelen valer desde el nacimiento hasta los 4 años de edad, aproximadamente, por lo que podrás utilizarla durante más tiempo que un portabebés y no tendrás que estar poniéndola y quitándola.

La DUALFIX i-SIZE de Britax Römer, por ejemplo, puede utilizarse a contramarcha (la manera más segura de viajar) desde los 40 hasta los 105 cm de estatura o 18 kilos de peso (lo que antes suceda). Gracias al giro de 360º, opcionalmente puede orientarse de cara a la marcha desde los 76 cm y 15 meses de edad. Además, colocar y abrochar al niño será mucho más cómodo y sencillo si giras la silla 90º, mirando hacia la puerta abierta del coche. 

Britax Römer

Para los primeros meses de vida, es importante que la silla cuente con un completo reductor para recién nacidos, que les proporcione una postura más ergonómica y recostada, como el que incluye la DUALFIX i-SIZE. Pero a medida que el niño crezca, preferirá ir más incorporado (que también es la posición más segura) y necesitará una silla que crezca con él y que le ofrezca el espacio suficiente para disfrutar de un viaje confortable. La DUALFIX i-SIZE permite reclinar en seis posiciones en cualquier edad y orientación, mientras que su barra antivuelco ajustable proporciona un 10% más de espacio para sus piernas. 

Britax

Seguridad, ante todo

Por supuesto, una silla de coche debe ser sobre todo segura, y por ello es importante valorar los sistemas que incluye para gestionar las fuerzas generadas en caso de sufrir un impacto, ya sea frontal, lateral o trasero.

En caso de colisión lateral, algunas sillas incorporan sistemas de absorción de impactos laterales, que en la DUALFIX i-SIZE se denomina SICT inside, o reposacabezas en forma de V, que ayuda a mantener controlado el movimiento de la cabeza.

Si el impacto es frontal, elementos como la pata de apoyo y la barra antivuelco evitan la rotación de la silla y proporcionan una estabilidad adicional. Y aunque la mejor manera de proteger al niño en una colisión frontal es viajar de espaldas a la marcha, la DUALFIX i-SIZE de Britax Römer también cuenta con conectores Isofix con sistema Pivot Link patentado, que limitan al máximo el movimiento hacia delante del niño, reduciéndose así las posibles lesiones en la cabeza, el cuello y la espalda.

Y si finalmente decides que el primer sistema de retención para el recién nacido sea un portabebés, que sepas que este modelo también tiene su versión M (la DUALFIX M i-SIZE), que está homologada para su uso desde los 61 cm hasta los 105 cm de estatura y prescinde del reductor para recién nacidos, por lo que es más económica y resulta perfecta como silla de continuación.