Embarazo y deporte

¿Es aconsejable la danza del vientre durante el embarazo?

Hacer ejercicio moderado durante el embarazo tiene beneficios. Pero, ¿qué pasa con la danza del vientre, donde se fuerzan movimientos de tripa? ¿No será perjudicial para el desarrollo del feto?

¿Es aconsejable la danza del vientre durante el embarazo?

Está claro que el ejercicio suave hace sentir mejor durante el embarazo, cuando el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios. Entre otras cosas, la actividad física en la gestación previene el dolor de espalda, incrementa el ánimo, mejora la postura y ayuda a fortalecer los músculos y a dormir mejor. Y no solo eso: también facilita que se recupere el peso ideal tras el parto.

Hacia un parto menos doloroso

La danza del vientre es especialmente buena durante el embarazo: es un de los bailes más antiguos practicados para lograr un parto menos doloroso y más satisfactorio. Además, fortalece los músculos que sujetan al feto así como los que trabajan durante el parto, siempre y cuando se haga al menos tres veces por semana. Tampoco hay que olvidar el lado espiritual. Muchas bailarinas afirman que la práctica de la danza del vientre, por su naturaleza, es una oportunidad muy especial de conexión con el propio cuerpo y con el bebé.

Hay mujeres que prefieren parar de danzar en las primeras 6-8 semanas de gestación, mientras que otras se sienten confiadas y siguen bailando, aunque lo hacen más suavemente. Este baile árabe es tranquilo y de bajo impacto, por lo que es un ejercicio seguro. Eso sí, si finalmente decides comenzar (o continuar) con clases de danza del vientre, comenta a la profesora que estás embarazada para que adapte los movimientos a tu estado de gestación y elimine aquellos que pueden ser perjudiciales (sobre todo cuando la gestación está más avanzada).

Además, antes de comenzar, es importante que lo hables con tu ginecólogo en los controles médicos habituales y que siempre escuches a tu cuerpo: deja de bailar (o de realizar cualquier ejercicio físico) si te sientes mareada o te falta el aliento, si despides algún fluido o sangre o si tienes contracciones o dolor en el pecho o abdomen.

 

 

 

 

Etiquetas: embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS