Recuperar la línea

Avances estéticos para lucir un vientre plano tras dar a luz

La medicina estética ofrecen tratamientos y técnicas para adelgazar especialmente adaptados a las necesidades del cuerpo femenino en el posparto.

tripa

Lucir una tripla plana y un contorno sin añadidos puede ser un auténtico “Expediente X”en las semanas posteriores al  parto.

Y es que, salvo excepciones, recuperar la línea y las medidas que se lucían antes del embarazo supone una carrera de fondo en la que la paciencia, la constancia y la puesta en marcha de un plan “pro-vuelta-a-mi talla-de-antes” (sí, el cuerpo es “sabio” y se rige por sus tiempos, pero hay que darle un empujoncito) son clave.

Recuperar la forma perdida, sobre todo en lo que a la zona de la tripa se refiere, es un proceso que requiere tiempo y, también, ayudas de distinto tipo: la dieta y el ejercicio son básicos. Pero también hay avances en medicina estética, que cada vez tienen más en cuenta esta etapa y ofrecen tratamientos y técnicas especialmente adaptados a las necesidades del cuerpo femenino que es el posparto.

También te puede interesar:

LPG

Es un aparato que, mediante unos rodillos dirigidos, realiza una estimulación mecánica en la piel con el objetivo de provocar la activación de la lipólisis (quema de grasas) y de la producción de colágeno y elastina.

OPAF

Es una nueva terapia está basada en ondas acústicas de presión de alta y baja frecuencia a una potencia en vatios más alta que cualquier otro equipo, que se utiliza en el sector médico y en la rehabilitación y, desde hace muy poco tiempo, en el campo de la estética para reducir el tejido adiposo. Combinada con el LPG combate los acúmulos de grasa y ayuda a eliminar los centímetros de más.

Exilis

Se trata de una máquina de radiofrecuencia y ultrasonidos diseñada para tratar la flacidez y la pérdida de grasa, que se aplica sobre el abdomen y también en otras partes del cuerpo.
“Los tres tratamientos son compatibles con la lactancia”, dice la doctora Josefa Córdoba, cirujana de las Clínicas S&O.

CONTINÚA LEYENDO