Caída del cabello

Caída del cabello: ¿cómo afecta el embarazo y el parto?

2 minutos

Durante el embarazo el pelo luce más sano y fuerte que de costumbre pero, una vez que damos a luz, pasa por un proceso bastante severo de debilitamiento. ¿Cómo afectan estos cambios a la caída del cabello?

También te puede interesar: Caída del cabello: soluciones y tratamiento
Caída cabello

Todas las personas perdemos alrededor de 100 cabellos cada día. Esta cantidad va en aumento cuando hay cambios hormonales. Después del embarazo y pasados unos meses tras el parto, las hormonas se revolucionan y hacen que la caída del cabello se vuelva más abundante y se convierta, en ocasiones, en una preocupación para la recién estrenada mamá.

No hay de qué preocuparse porque, en mayor o menos medida, que se caiga es lo más normal del mundo.

Conviene saber que durante el embarazo, el primer trimestre es el más propicio para su caída ya que es en esta etapa en la que comienzan los desajustes hormonales.

Según Medical Hair, durante el proceso de gestación se produce un aumento de estrógenos que evita que se caiga el cabello provocando, así, el descanso del folículo. Es por ello que, pasado el primer trimestre, el pelo luce sano y fuerte. Una vez que se da a luz, los niveles de hormonas vuelven a la normalidad y entran en la etapa “telógena” que dura aproximadamente tres meses más. En estos tres meses, el pelo perderá fuerza y se caerá más de lo normal pero, pasados, todo volverá a la normalidad. Aunque hay que tener presente, por supuesto, que no todas las mujeres la sufren de igual forma. A esta fase se le denomina “Efluvium Telógeno posparto”.

Aunque estos síntomas son comunes a casi todas las mujeres que pasan por un embarazo, hay algunos trucos que pueden evitarlo o minimizar los síntomas.

Trucos para evitar la caída de pelo durante el embarazo y el parto

  • Por supuesto, la alimentación cumple un papel vital a la hora de calmar los síntomas. Debes tomar muchas proteínas, hierro y zinc, frutas y verduras. Además, la hidratación es un aliado bastante importante por lo que deberás beber bastante agua.
  • Además, debes emplear champús y productos muy suaves a la hora de lavarlo. Elige algún champú de bebé que no lleve muchos productos agresivos. Añade a tu neceser un acondicionador voluminizador para evitar la fricción en el cabello.
  • No abuses de los secadores y las planchas ya que pueden dañar la raíz.
  • Evita durante esta etapa todo tipo de tintes y coloraciones que puedan debilitar la raíz de la melena.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

COMENTARIOS