Patrocinado

Celulitis: ¿una guerra perdida?

¿Por qué cuando te quedas embarazada es común que aparezca, donde antes no lo tenías, la temida y antiestética celulitis? ¿Podemos hacer algo para evitarlo?

También te puede interesar: Consejos para prevenir la celulitis en el embarazo
celulitis embarazo

La celulitis o piel de naranja afecta a muchas embarazadas pero ¿cuál es la razón? La causante es la hormona prolactina encargada de preparar el pecho para la lactancia y que también es la responsable de favorecer la aparición de células grasas y la acumulación de líquidos en las zonas grasas durante las últimas semanas de embarazo.

Esta producción hormonal junto con el aumento de peso normal durante el embarazo y el crecimiento de tu bebé, que comprime los vasos sanguíneos, hacen que aparezca la temida piel de naranja.

¿Es, por tanto, la lucha contra la celulitis una guerra perdida?

Si hiciésemos una encuesta a todas las mujeres embarazadas veríamos que a un porcentaje altísimo de las mujeres, en mayor o menor medida, les afecta esta condición durante su gestación y para evitarla es importante cuidarse mucho.

La celulitis es una disfunción del tejido graso que aparece por multitud de razones como la mala alimentación, estrés, falta de sueño… Sin embargo y aunque es una condición normal para muchas mujeres existen diferentes tipos y con distinta gravedad.

Tipo 0: solo se nota si se presiona con las manos
Tipo 1 y 2: empieza a ser visible a primera vista. Para evitarlo es necesario cambiar hacia una alimentación equilibrada y utilizar cremas o tratamientos de instituto.
Tipo 3: al tocarla, duele. Es el caso más grave y solo puede solucionarse con cirugía.

Los expertos en los cuidados de la piel tienen muchos consejos que os pueden ser de gran ayuda si buscas una solución definitiva contra tu celulitis. Nosotros te ofrecemos unos cuantos tips pero si quieres conocer alguno más este enlace te será de gran ayuda.

¿Qué podemos hacer para evitar su aparición o, en caso de que ya lo tengamos, favorecer su desaparición?

1. Alimentación saludable: una dieta sana, equilibrada y depurativa es fundamental para reducir la grasa acumulada y ayudar al organismo a eliminarla. Alimentos que contengan mucho azúcar, el té o las bebidas gaseosas no son nada recomendables para deshacerse de la celulitis.

2. Beber mucha agua: no elimina la celulitis pero ayuda a eliminar las toxinas y mejora la textura y reduce la visibilidad de la piel de naranja.

3. Ejercicio físico, por razones obvias el ejercicio siempre es beneficioso para las embarazadas pero si nunca has sido muy activa debes tener precaución y hablar con un profesional del deporte para que te oriente sobre qué ejercicios puedes o no hacer.

4. Masajes y cremas anticelulíticas: los masajes estimulan la circulación sanguínea y el sistema linfático y si lo combinamos con una buena crema celulítica los efectos se pueden ver pronto siempre que seamos constantes en su aplicación.

 

Etiquetas: embarazada

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS