Cuidados en el embarazo

Combate las estrías: nutre tu piel

En el embarazo, cuando la piel puede dar de sí hasta 10 veces su elasticidad normal y se producen muchos cambios hormonales, es fácil que aparezcan estrías.

Las estrías son lesiones que se producen en la capa media de la piel (la dermis) cuando se estira demasiado y se rompe. La epidermis transparenta estas fisuras, que al principio tienen un color violáceo, después se vuelven rosadas y finalmente se convierten en unas líneas blancas nacaradas, de uno a tres centímetros de largo y unos cinco milímetros de ancho.

En los embarazos las estrías son “el pan de cada día” y suponen una preocupación para las futuras mamás, ya que son marcas que será complicado hacer desaparecer una vez se haya dado a luz. Los cambios hormonales, que repercuten sobre la producción de colágeno y elastina, también favorecen su aparición. La única forma de prevenirlas es mantener la piel lo más hidratada y elástica posible.

Durante el embarazo hay que aumentar los cuidados de la piel para prevenirlas. Se recomienda utilizar cremas antiestrías a partir del tercer mes. Cuanta más hidratación, mayor elasticidad y menos sufrirá la piel cuando estire.

Las cremas antiestrías se aplican igual que cualquier hidratante, solo que en zonas localizadas: en las embarazadas las estrías suelen salir a ambos lados de la tripa, en los senos, las caderas y los muslos.

Lo mejor es aplicarla después del baño o la ducha en la zona que queramos tratar con masajes, para que el producto penetre adecuadamente.

Te proponemos varios productos para luchar contra las estrías que puedes encontrar fácilmente en farmacias y grandes almacenes.

Continúa leyendo