Guapa y embarazada

Cómo conservar el bronceado

Has usado crema protectora, te has hidratado y expuesto al sol el tiempo preciso. Sí, tu piel está bronceada y te ves más guapa que nunca. Lo malo es que terminan las vacaciones y se acabó el sol.

Cómo conservar el bronceado

Durante el embarazo es importante tener cuidado a la hora de tomar el sol. Además de las precauciones habituales y necesarias, hay que tener cuidado con la aparición demanchas, muy comunes durante esta época.

Pero una vez que has conseguido un ligero bronceado, puedes seguir unos pequeños trucos para conservarlo y que dure más tiempo sin tener que darte grandes baños de sol.

Cómo hacer que tu bronceado perdure

Empezando por los trucos habituales, la cosmética puede ser tu gran aliada. Los autobronceadores son aptos para mujeres embarazadas en general. Son, básicamente, un tinte que permanece en la superficie de tu piel y no dañarán a tu bebé en desarrollo. Lo que sí recomiendan los expertos a la hora de elegir un autobronceador es consultar antes con tu médico para evitar problemas o contraindicaciones. Además, si utilizas marcas reconocidas y testadas dermatológicamente no tienes por qué tener problemas. Lee la composición para asegurarte que los componentes no están contraindicados con el embarazo pero siempre, ante cualquier duda, consulta con un profesional.

Olvídate de las lámparas de rayos ultravioleta o sol artificial. Cuando seamos mamá ya tendremos tiempo de prolongar el bronceado con ellas. Aunque no hay pruebas científicas de que sean peligrosas para el feto es mejor prevenir y tratar de mantener el moreno de la forma más natural posible. Además puedes dar pie a que aparezcan las famosas manchas oscuras, conocidas como cloasma.

Como trucos caseros y de toda la vida, te proponemos que consumas platos que contengan zanahorias, melón o tomates, alimentos ricos en betacaroteno en general. No descuides tu dieta, pero siempre puedes incluir algunos de estos alimentos más que de costumbre.

Y por supuesto, algunos trucos de belleza te resultarán infalibles:

Lo primero es que mantengas tu piel muy hidratada, así el bronceado será más persistente y se verá mucho más bonito. Usa crema hidratante a diario.

Exfolia tu piel antes de tomar el sol y semanas después también. Eliminas las células muertas, dejas tu piel preparada para el sol y evitas que se escame y pierdas así color.

Bebe líquido para mantenerte hidratada. Tu piel también lo recibirá y mejorará su aspecto y con él, tu color.

 

 

 

Etiquetas: crema hidratante, embarazada

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS