Para cuidar tu piel

Cómo tomar el sol durante el embarazo

El sol es fuente de vida y energía y, aunque los rayos solares tienen sus inconvenientes, con estas precauciones es posible disfrutar de sus beneficios también durante el embarazo.

Las vacaciones son el momento ideal para descansar y tomar el sol, y más durante el embarazo. La futura mamá necesita todos los mimos del mundo, incluso los del sol. Pero, para que estos no se conviertan en quemaduras y manchas, las embarazadas deben tomar precauciones a la hora de broncearse.

Consejos para tomar el sol durante el embarazo

  • No pasar más de 30 minutos al sol, evitar hacerlo entre las 12 y las 16 horas, y mantener una buena hidratación bebiendo agual.
  • El protector solar es imprescindible, con un factor 15 como mínimo y si la piel es muy blanca a partir de 30. Debe ponerse media hora antes de la exposición y renovarse cada dos horas o después de salir del agua, si no es resistente a ella.
  • Los cambios hormonales puede hacer que aparezcan manchas alrededor de la nariz y la boca (máscara del embarazo), que con la exposición solar pueden volverse más oscuras. Es esencial usar un protector alto en estas zonas.
  • Si se desea lucir un bronceado rápido, se puede recurrir al autobronceador. Conviene probarlo antes en una pequeña zona del cuerpo que no quede a la vista, porque ahora la piel puede estar más sensible.
  • Es recomendable proteger el cabello para evitar que se vuelva más frágil con el calor. Las gamas solares para pelo también lo hidratan y reparan.

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo