Para cuidar tu piel

Tomar el sol embarazada: ¿qué hay que tener en cuenta?

Tomar el sol embarazada no está prohibido. Eso sí, si siempre hay que tener en cuenta muchas recomendaciones para que los rayos no sean perjudiciales, las embarazadas tendrán que sumar otras porque los cambios hormonales típicos pueden hacer que el Sol incida de manera más perjudicial sobre su piel.

embarazo
Fuente: Istock

Sí, estamos de acuerdo: las vacaciones son el momento ideal para descansar, tomar el sol y ponerse moreno y más durante el embarazo. La futura mamá necesita todos los mimos del mundo, incluso los del Sol.

Pero, eso sí, tiene que llevar implícitos una serie de cuidados y precauciones que no tendrían que tener en cuenta las mujeres que no estén esperando un bebé. Y es que, recordemos, durante el embarazo pueden producirse cambios muy visibles en la piel a los que las radiaciones del Sol no sientan especialmente bien.

Hablamos, por ejemplo, del melasma o mancha del embarazo: una mancha de color café que habitualmente puede aparecer en las mejillas, la frente o encima del bigote (esta última es la más común). Aunque se trata de una mancha hormonal que debería desaparecer unos meses después de nacer el bebé, lo cierto es que una mala o prolongada exposición al sol podría empeorarla e, incluso, hacer que se volviese permanente.

Para evitarlo es necesario contar con algún tratamiento antimanchas y no olvidar aplicar toda la protección solar necesaria por el rostro media hora antes y durante la exposición al sol. Si podemos optar por una cremita solar antimanchas, mejor que mejor. Además, a ser posible, es mejor que se tape el rostro con algún sombrero o complemento para impedir que los rayos incidan sobre esta piel tan delicada.

Otro de los problemas más habituales de las embarazadas son las manchas que aparecen por todo el cuerpo, para las cuáles se pueden seguir las mismas recomendaciones. Igualmente, habrá que proteger muy bien la línea alba que aparece sobre el vientre materno.

En resumen, para que tomar el Sol embarazada no se convierta en sinónimo de manchas y quemaduras persistentes, la futura mamá debe tener en cuenta una serie de recomendaciones antes de decidir exponerse a la exposición del Sol:

Consejos para tomar el sol durante el embarazo

  • No pasar más de 30 minutos al sol, evitar hacerlo entre las horas centrales del día: las 12 y las 16 horas, y mantener una buena hidratación bebiendo agua.
  • El protector solar es imprescindible: lo más correcto es utilizar siempre un factor de protección 50 ya que la piel de las embarazadas es algo más sensible por los cambios hormonales. Además de aplicarlo media hora antes de la exposición al sol, es recomendable renovar su aplicación cada dos horas como mínimo.
  • Los cambios hormonales puede hacer que aparezcan manchas alrededor de la nariz y la boca (máscara del embarazo), que con la exposición solar pueden volverse más oscuras. Es esencial usar un protector alto en estas zonas.
  • Si se desea lucir un bronceado rápido, se puede recurrir al autobronceador. Conviene probarlo antes en una pequeña zona del cuerpo que no quede a la vista, porque ahora la piel puede estar más sensible y puede causar reacciones alérgicas. Esta es una opción perfecta porque parecerá que habrás estado en la playa pero tu piel no habrá sufrido las radiaciones del Sol.
  • El cabello también sufre mucho en el embarazo. Por eso, es recomendable proteger el cabello para evitar que se vuelva más frágil con el calor. Las gamas solares para pelo también lo hidratan y reparan.

 

También te puede interesar:
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo