Armario de la embarazada

¿Cómo vestir en el primer trimestre de embarazo?

Obviamente un embarazo hará cambiar el cuerpo de una mujer… ¡Se está formando un niño dentro! Por eso, que aumente su tripa no es algo que sorprenda a nadie. Pero dicho crecimiento también implica algo: cambiar la ropa. Mira algunos consejos sobre cómo vestir en el primer trimestre de embarazo.

No hace falta decirle a nadie que cuando una mujer va avanzando con su embarazo vive progresivamente cambios físicos en su cuerpo. Y algunos tan claramente evidentes como el aumento de su tripa. Eso nos lleva a pensar en una consecuencia inevitable: el cambio de armario.

Y es que, aunque al principio no haya mucha transformación, según pasen los días y llegue el final del primer trimestre, seguramente ya empieces a notar cambios en tu barriga. Por eso es casi imposible no ir pensando en adaptar el vestuario. No obstante, será algo que hay que hacer sin prisa.

¿Cómo puede vestir una embarazada en el primer trimestre de embarazo?

Dado que son cambios progresivos, no serán los mismos los de las primeras semanas que los de las últimas etapas de gestación. De hecho, el cuerpo de la embarazada comenzará a evolucionar especialmente a partir del cuarto mes.

Por tarto, el primer punto que debemos considerar es que empezar a usar ropa premamá probablemente no sea para nada necesario a lo largo de los tres primeros meses. Pero sí que puedes tomar nota de algunos consejos para vestirte en este momento del embarazo.

Algo que se empezará a buscar y que se mantendrá todos los meses restantes hasta el nacimiento del bebé es la comodidad. Por eso, otro punto para tener en cuenta es que si en cualquier momento de la vida es mejor evitar las prendas excesivamente ceñidas y ajustadas, cuando se inicia un embarazo no será muy recomendable utilizarlas.

El embarazo seguramente también provoque en ti que tengas más ganas de orinar, ya que es uno de los primeros síntomas el embarazo y uno de los más frecuentes. Esto implica que irás más veces al baño y si, como decimos, se busca la comodidad, si durante un día tienes que quitarte y ponerte mil veces un mono o unos pantalones difíciles de desabrochar, por ejemplo, es bastante probable que acabes harta.

Una buena opción para esto último es apostar por la goma elástica en la cintura de pantalones y faldas. De esta forma, estarás mucho más cómoda cuando quieras ir al baño repetidas veces y, además, los podrás utilizar por mucho más tiempo porque no tendrás que preocuparte de la talla en caso de que la barriga vaya aumentando de tamaño.

Si todavía no quieres decir a tu entorno la noticia de tu embarazo, una alternativa perfecta son los vestidos. Esconderán tu incipiente tripita, no te apretarán, estarás cómoda y si además es época veraniega de calor, tendrás una gran cantidad de modelos donde elegir, asimismo son también la opción más fresquita y ligera.

Por último, algo que no debes olvidar es el calzado. Elegir unos zapatos con los que puedas moverte con libertad y con los que estés a gusto es esencial. Además, escoger los adecuados pueden evitar que se agraven algunos síntomas como los mareos.

En principio, durante los tres primeros meses de embarazo no será necesario que hagas muchas inversiones, podrás seguir usando en gran medida tu ropa “de siempre”. Al final del primer trimestre si ves que necesitas ir ajustando un poco el armario, puedes usar blusas fruncidas a la altura del pecho, camisetas con caída, faldas en forma de A, vestidos, pantalones elásticos

En este momento tienes muchas opciones, aunque si tienes cualquier duda, lo mejor es que lo consultes con tu médico para que te dé las recomendaciones adecuadas.

También te puede interesar:

Continúa leyendo