La respuesta

¿De verdad crecen los pies durante el embarazo? Hablan los expertos

Quizá no te sorprenda saber que la respuesta es afirmativa, pero sí el motivo por el que se produce el cambio de tamaño.

Los cambios hormonales durante el embarazo se llevan la mayoría de “titulares”, pero también se producen muchos cambios físicos en las semanas que dura una gestación. El más evidente, el que se produce en la barriga de la mujer y en su pecho, que aumenta considerablemente su volumen, pero hay más. Por ejemplo, los pies, que también crecen.

La respuesta a la pregunta de si los pies aumentan de tamaño en el embarazo es clara y concisa: sí. Así lo explica el equipo de Podoactiva: “La mayoría de las mujeres, en las diferentes etapas de la gestación, sufren cambios en sus pies, tales como la hinchazón (por la retención de líquidos) y un ensanchamiento y aplanamiento del pie (por el aumento de peso y la relaxina), lo que conlleva a un ligero aumento de la talla en el calzado”.

La relaxina es una hormona, expone Armando Bastida, enfermero pediátrico y divulgador en redes, “que en el embarazo alcanza unos picos elevados para que el bebé piedad desarrollarse adecuadamente, y para hacer más elásticos los ligamentos de las articulaciones de la pelvis, permitiendo que en el momento del parto el cóccix se desplace hacia atrás y la pelvis tenga cierta capacidad de abrirse”. Lo que ocurre es que este proceso natural que tiene lugar en el cuerpo durante la gestación con la relaxina “afecta otras zonas del cuerpo como los pies”, añade Bastida. 

La razón del crecimiento está en la relaxina

La manera más común en la que afectan es aplanando el arco plantar. “También se relajan los ligamentos del pie, haciendo que el arco plantar baje un poco (además aumenta el peso de la mujer), y el pie sea un poco más grande”, señala Bastida. En pocas ocasiones ocurre Justo lo contrario, que “el arco sube un poco y el pie se hace un poco más pequeño”, añade. 

La relaxina, por lo tanto, es la razón principal del aumento de pies durante el embarazo, y no tanto la retención de líquidos y este tipo de razones a las que se suele atribuir la responsabilidad popularmente. 

De hecho, que sea la relaxina la razón por la que cambian su tamaño los pies explica por qué es habitual que en muchas mujeres el cambio sea permanente porque la relajación que produce en las articulaciones no tiene por qué recuperarse del todo. Piensa, por ejemplo, en la cantidad de mujeres que sienten que su cuerpo ha cambiado con el embarazo, que sus caderas son más anchas, por ejemplo. La relaxina es la responsable principal de que así sea. 

De todos modos, como decíamos antes, el cambio de tamaño en los pies durante el embarazo no se da en todas las mujeres y no siempre es permanente cuando se produce. Aunque a veces el cambio es permanente, en la mayoría de ocasiones se recupera el tamaño original con el paso de los meses, ya que la madre poco a poco va volviendo a la normalidad”, apuntan desde Podoactiva. Armando Bastida no coincide en que en la mayoría de ocasiones se recupere, pero sí, como así apunta la evidencia científica, asegura que es posible que el tamaño y forma del pie vuelvan a la normalidad con él paso de los meses. 

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo