La belleza de un cutis cuidado

Cremas hidratantes. ¿Cuál necesita tu piel?

Todas las pieles necesitan hidratación. En el mercado existen multitud de cremas hidratantes adaptadas a la edad, el tipo de piel y las condiciones ambientales de cada cual.

Cremas hidratantes. ¿Cuál necesita tu piel?

Las cremas hidratantes en realidad no aportan agua, ya que la piel no podría absorberla, pero crean una barrera que impide que se evapore el agua que contiene la piel. Además, incluyen principios como ácido hialurónico o vitamina E, que rehidratan la piel y ayudan a restaurar su barrera protectora.

Todas las pieles necesitan hidratación, las más jóvenes, normales y grasas a base de cremas ligeras y leches sin grasa, y las pieles secas o maduras, hidratantes más grasas y nutritivas.

Tipos de cremas hidratantes

  • Tensoras. Contienen ingredientes tonificantes. Estas cremas hidratantes se recomiendan para pieles maduras con tendencia a la flacidez.
  • Renovadoras. Eliminan poco a poco la capa de células muertas y activan la regeneración celular. Para pieles cansadas y opacas.
  • Oxigenantes. Para pieles opacas, cansadas y grisáceas, o expuestas a la contaminación.
  • Regenerantes. Incluyen agentes que aceleran la renovación celular, antirradicales libres y elementos nutritivos.
  • Reafirmantes. Contienen colá- geno y elastina para potenciar la firmeza de la piel cuando existe un problema de flacidez.

Hidratan, pero no son cremas

Sérum: Son productos muy concentrados, con un alto poder hidratante y un ligero efecto antiarrugas y reafirmante. Pueden sustituir a la hidratante en pieles jóvenes, normales y grasas, y complementarla en pieles maduras, secas o deshidratadas.

Nutricosméticos: Píldoras, pastillas, cápsulas o ampollas que actúan desde el interior. Son tratamientos a largo plazo que contienen vitaminas, oligoelementos, antioxidantes, ácidos grasos y diversos nutrientes que estimulan la producción de colágeno y elastina, refuerzan la piel y las uñas, mitigan la caída del cabello, etc. Sus componentes son inocuos, pero las embarazadas no deben tomarlos.

Parches: Se utilizan para tratar, de forma localizada, arrugas, celulitis, estrías, manchas, ojeras... Cuando se adhieren a la piel, los poros se abren y en la zona cubierta se reduce el oxígeno, lo que favorece la absorción lenta de los productos activos.

Aceites: Actúan como un tapón epidérmico que impide la pérdida de agua. Además, reparan, suavizan, nutren e hidratan. Los hay sin grasa, como el de enebro y bergamota, que tienen efecto astringente.

 

 

Etiquetas: belleza embarazadas, crema hidratante, embarazada

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS