Relájate y déjate mimar

Cuídate en el embarazo: haz una visita al balneario o al spa

Los balnearios y spas son lugares ideales para descansar y mejorar nuestro estado físico y mental. Los tratamientos de los centros termales ayudan a tratar las molestias propias del embarazo, sobre todo los problemas de espalda y circulación.

Siempre bajo supervisión médica

Nada más llegar a un balneario es imprescindible realizar una consulta al equipo médico para determinar el contenido del tratamiento, que siempre es personalizado y se establece en función del estado y el tiempo de gestación. Conviene que la futura madre aporte todos los datos que pueda sobre su historial médico (dolencias, patologías, pruebas...) para una mejor valoración.

Los balnearios se caracterizan por disponer de aguas mineromedicinales, procedentes de fuentes subterráneas. Su composición varía de un centro a otro, ya que cada subsuelo determina unas propiedades diferentes y su temperatura se eleva según los metros de profundidad. Es el médico de cada centro el que debe valorar si los efectos de las aguas de ese balneario son o no beneficiosos para la futura madre. Así, por ejemplo, en el embarazo no están aconsejados los tratamientos termales en aguas que tengan efectos vasodilatadores.

Pero, al margen de las propiedades del agua, la embarazada puede recibir en cualquier balneario determinadas técnicas y masajes con algas, tónicos y lodos en todo el cuerpo, excepto en el abdomen. No se aconseja la aplicación de aceites esenciales, ya que se desconoce si al ser absorbido por la piel pueden tener algún riesgo para el futuro bebé.

¿Qué alivian los tratamientos termaeles?

Mejoran las pequeñas molestias del embarazo

Todos los tratamientos buscan prevenir y aliviar los trastornos típicos del embarazo, como molestias en la zona lumbar, pesadez de piernas, retención de líquidos, insomnio y estado de ansiedad. Pueden recibirse a lo largo de toda la gestación, aunque el segundo trimestre es el más indicado.

Aligeran las piernas

Los lodos, aplicados mediante un masaje circular, disminuyen la hinchazón de piernas y tobillos, el gel frío alivia los síntomas de dolor y pesadez y el masaje manual activa el sistema circulatorio linfático y contribuye a la eliminación de los líquidos retenidos en las piernas.

Mejoran los problemas de espalda

La aplicación de una mezcla de fango y parafina en forma de cataplasma, a una temperatura de 45º C, actúa como analgésico para las molestias y los dolores leves de espalda; los barros marinos relajan la musculatura y el sistema nervioso.

Nos dan un aspecto más radiante

Además de acciones específicas para piernas y espalda, los programas de belleza contribuyen a mejorar notablemente el aspecto físico y anímico de la embarazada, con tratamientos faciales y corporales, hidratantes y oxigenantes.

Ayudan a relajarse antes del parto

  • Al tiempo que alivia sus dolencias, la embarazada disfruta del relax y la tranquilidad propias de un centro termal. En el segundo trimestre de embarazo son muy beneficiosos los tratamientos en la piscina de flotación, tanto por su efecto sedante como relajante muscular y favorecedor de la circulación.
  • La ventaja de realizar todos estos tratamientos en un balneario es que siempre se llevan a cabo bajo supervisión médica y que a los efectos de las técnicas se une la posibilidad de disfrutar de un entorno tranquilo y saludable, consiguiéndose así una relajación óptima.

Balnearios urbanos

  • Cerca de nuestra casa, sin depender de la proximidad de un manantial, podemos acudir a los modernos centros SPA (Salus Per Aquam), donde se aplica agua común para obtener bienestar.
  • Durante el primer y el segundo trimestre la mujer puede realizar un circuito, siempre que evite la acción directa de los chorros a presión. En el tercer trimestre y en los embarazos de riesgo solo se aconsejan los masajes (excepto en pecho y abdomen) y los tratamientos faciales. En los centros de talasoterapia se aplica agua marina con los mismos fines preventivos y terapéuticos de un balneario.

¿Qué balnearios puedo visitar?

Asesores: Mª Teresa Grande, gerente de la Asociación Nacional de Estaciones Termales; Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Balnearios Urbanos; Dra. Irene del Hoyo Ouviña, directora médica del Balneario de Puente Viesgo; Antonio Freire, doctor en Hidrología Médica.

Etiquetas: balneario embarazo, embarazada, embarazo, salud de la embarazada, segundo trimestre embarazo, tratamientos de belleza embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS