Deporte y maternidad

El precio de la maternidad siendo deportista de élite

5 minutos

Madre y deportista de élite. En 2018, ser madre sigue siendo un gran obstáculo para hacer carrera, sea de deportista de élite, o de cualquier otra carrera profesional. Blanca Manchón, regatista española, nos cuenta en primera persona las injusticias con las que se ha enfrentado.

También te puede interesar: Cómo hacer deporte cuando NO tienes tiempo: una rutina de bolsillo fácil de seguir
Blanca Manchón

Blanca Manchón (Sevilla, 1987) no concibe su vida sin el deporte. En especial, sin el windsurf, algo que le ha llevado a ser campeona mundial en seis ocasiones. Esta sevillana de 30 años puede presumir de haber logrado su sexto título mundial tan solo siete meses después de ser madre por primera vez. Hasta aquí la vida de una deportista de élite.

Lo cierto es que, pese a tener una carrera ejemplar, su camino no ha sido nada fácil. Tal y como ella misma explica: “me he planteado dejarlo. Sabía que volver a tener resultados iba a costarme el dinero y con un niño en la familia no es nada fácil”.

Conoce lo que es estar embarazada y hacer deporte a nivel competición. En palabras de la regatista: “en España, cuando una deportista se queda embarazada, siente el deseo de pasar desapercibida, de esconderse hasta que esté totalmente recuperada”. Denuncia que en otros países la situación es muy distinta: “Serena Williams ha sido portada de Vogue estando embarazada, por ejemplo”.

Ella rompió con esta premisa. No se escondió y su carrera se volvió difícil cuando decidió ser madre: todos los patrocinadores que tenía desde los 15 años fueron esfumándose sin dejar rastro hasta que, finalmente, se quedó sin ninguno. En palabras de la laureada del windsurf: “avisé a todos mis patrocinadores cuando decidí hacer un parón para ser mamá y, además, recalqué que seguiría compitiendo. En un principio les pareció muy bien hasta que se fue acercando la fecha del parto”. Comenta que, estando embarazada, seguía preparando su siguiente temporada, y fue haciéndoles saber su esfuerzo y duro empeño: “Algunos no me cogían el teléfono, otros me daban largas y otros me decían, con justificaciones sin sentido, que ya no estaba dentro de su patrocinio”.

Ella misma siente que dio a luz sola, sin apoyo, aunque en ningún momento le extrañó la reacción de todos los patrocinadores. Aunque ha tenido todo en contra, consiguió alzarse con su sexto título el pasado julio en Salou: una doble alegría, a pesar de no tener entrenador: “No he tenido entrenador en ningún momento. Todo lo que me he preparado ha sido con la ayuda de mi hermano, mi marido y mi tesón”. Confiesa que llegó a esta última competición sin, ni siquiera, tener una vela propia. Después de pedirla prestada, logró el material, y no precisamente el último modelo, sin embargo su cabeza y perseverancia fueron sus mejores cartas: “Pese a todo llegué con mucha fuerza. Sabía que aunque hubiera dado a luz siete meses antes, tenía que dar todo de mí en el agua, porque era la única forma de llamar la atención y volver a captar patrocinadores”. Este título, en una de las disciplinas náuticas con más arraigo en España, tiene doble mérito ya que tuvo un parón durante el embarazo y el posparto: “Aunque lo tenía todo en contra, las ganas de competir me ayudaron a decidir no rendirme”.

 

Sin entrenador

Deporte y embarazo

Hacer deporte durante el embarazo, cualquiera que el ginecólogo nos permita, es una práctica perfecta para tonificar y fortalecer los músculos y, así, llegar en buena forma al parto y al posparto. Esta deportista de élite siempre ha tenido presente esta premisa y, por ello, mientras estaba gestando a su bebé, nunca dejó de lado el deporte: “Hice mucho Pilates prenatal con una entrenadora personal y eso me ayudó mucho durante el parto”. Muy a su pesar se vio obligada a abandonar la tabla y la vela mientras esperaba un bebé: “Dejé la vela en el tercer mes de embarazo porque llevo un arnés que se ajusta en el vientre y no me lo podía poner”.

La windsurfista sevillana se alía al ejército de mujeres que recomiendan el ejercicio durante el embarazo, ya que, tal y como ella misma nos cuenta en declaraciones exclusiva para Ser Padres, su parto fue natural y sin mucho esfuerzo. Además, su recuperación fue muy rápida.

Ella se alejó del deporte solo un mes y medio, (lo estrictamente obligatorio por los médicos) aunque nos confiesa que los días que estaba más activa durante el posparto se subía a una bicicleta estática o salía a dar paseos con su bebé.

Deporte en el embarazo

La vuelta al entrenamiento después de dar a luz fue antes de lo previsto: “Me metí en el agua a las doce semanas de dar a luz, sin el permiso completo del ginecólogo. Desde el primer momento sabía que yo no era una paciente normal y me dijo que si me encontraba bien, que lo hiciese”. No existía ninguna complicación porque el parto había ido perfecto.

Eso sí, ella misma reconoce que no estaba al 100% de fuerzas tras el embarazo. Esta fue una de las razones, junto con el esfuerzo que supuso perder los dos kilos extra del posparto, que provocaron a Blanca sus primeras negativas para seguir. Pensó en dejarlo pero, sus ganas superaron todo obstáculo, y le dieron las fuerzas para enfrentarse a la competición en Salou y lo más increíble es que arrasó ganando el título mundial en la categoría de Raceboard.

Además, por si todo fuera poco, el pasado septiembre consiguió la beca que la clasificaba para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. En este momento se encuentra en Miami (Estados Unidos) donde disputará la primera prueba de la Copa del Mundo de Rs:X, modalidad en la que compite y que se ha convertido en clase olímpica desde los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, cuando sustituyó a la clase Mistral. A la costa de Florida ha ido junto con su hijo Noah, como siempre que viaja: “Quiero compartir cada momento con mi niño y, aunque es duro, nunca me arrepentiré de ser así”.

Blanca se atreve a dar un consejo a todas las madres primerizas dedicadas al deporte: “si se ven sin apoyo, que se olviden de todo y tomen fuerza. Que se tomen el deporte como un hobbie y, cuando pase el umbral del dolor, disfrutarán mucho más del deporte”.

Vuelta al entrenamiento

Etiquetas: madres primerizas

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS