Belleza

Embarazo: stop piernas hinchadas y retención de líquidos

Sentir las piernas hinchadas y retener líquidos, algo muy habitual cuando hace calor, es muy incómodo, y más aún si estás embarazada. Te ayudamos a descubrir cómo frenar ambos problemas circulatorios.

La tripa en el embarazo, ¿lo sabes todo?

A partir del tercer mes de gestación es muy probable que sientas las piernas cargadas e hinchadas. Es normal, pasa a la mayoría de mujeres y cuando hace calor la intensidad de la molestia puede aumentar.

Una de las causas que producen esta hinchazón es la retención de líquidos, pero no es el único motivo. Otra de las razones por las que se hinchan las piernas durante el embarazo es la compresión de la zona pélvica al desarrollarse el feto. La presión del útero sobre las venas de la pelvis hace que la circulación no sea tan fluida como de costumbre.

Y, por supuesto, existen otros motivos comunes a todas las mujeres: la falta de líquido, el calor, el exceso de peso, la ropa demasiado apretada y los zapatos incómodos o muy altos.

¿Cómo aliviar las piernas?

Habrá días en los que lo que más desees sea que tus piernas sean finas y ligeras para poder descansar a gusto y moverte con comodidad. Pues bien, puedes empezar disminuyendo la sal de las comidas. Además, hacer ejercicio moderado de forma regular favorecerá tu circulación. Si no sabes qué ejercicios practicar durante tu embarazo puedes optar por disciplinas como el pilates o el yoga, altamente recomendadas para las embarazadas y que además de ayudarte con tus piernas hinchadas, te harán sentirte mejor.

  • Si estás en casa, date masajes desde los pies hacia los muslos. Con crema hidratante o geles fríos, masajea suavemente, así favorecerás la circulación y mejorarás la elasticidad de la piel.
  • Bebe agua. Al menos dos litros al día.
  • Evita las comidas con muchas grasas y demasiado saladas. Y opta por frutas y verduras como el ajo, la cebolla o el puerro.
  • Camina a diario durante una media hora. Póntelo como meta para hacerlo dos veces al día. Si mantienes tus piernas en movimiento, no dudes que la sangre fluirá mucho mejor.
  • Evita estar de pie demasiado tiempo, pero tampoco pases el día sentada. Eso sí, cuando lo hagas, cambia de posición a menudo y utiliza reposa pies.
  • Duerme con las piernas elevadas. Un cojín te ayudará a estar más cómoda.

Actúa contra la retención líquidos

La retención de líquidos es algo habitual en todas las mujeres. Sin embargo, durante el embarazo este problema puede acentuarse, dado que el volumen de la tripa comprime los vasos sanguíneos que transportan la sangre de los miembros inferiores al corazón. Esto provoca que se acumule líquido en los tejidos y, además de sentir las piernas hinchadas, pueden aparecer varices y celulitis.

Para evitar esta retención de líquidos, te recomendamos que duermas y descanses con las piernas elevadas. Túmbate y eleva las piernas unos 15 centímetros, o apóyalas contra la pared. Cuando descanses, mantén esta posición alrededor de 20 minutos y notarás una gran mejora. Por el contrario, cuando dejas caer tus piernas sobre una mesa o un taburete lo que consigues es comprimir los vasos sanguíneos y aumentar así la retención de líquidos.

Beber agua, infusiones o zumos naturales también te ayudará a retener menos líquidos, ya que ayuda a depurar el organismo de toxinas. Otra forma de evitar la retención de líquidos es por medio de duchas frías. Los masajes con la ducha por las piernas son una maravilla para tus piernas, ya que tonifican y descomprimen la tensión de los vasos sanguíneos, favoreciendo la circulación de la sangre y reduciendo la hinchazón.

Otra forma de evitar la retención de líquidos es dormir sobre el lado izquierdo. Cuando lo hacemos boca arriba se provoca la compresión de la vena cava y entorpece el flujo sanguíneo de los miembros inferiores al corazón.

A pesar de estos consejos y pequeños trucos para mantenerte más ligera durante tu embarazo, es siempre recomendable que hables con tu médico, ya que si la retención de líquidos es excesiva, puede suponerte mayores problemas.

 

 

 

 

Etiquetas: belleza embarazadas, cuidados del embarazo, embarazo, retención de líquidos

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS