Belleza en el embarazo

Estrías en el embarazo: ¿por qué surgen y cómo tratarlas?

3 minutos

Las estrías son atrofias cutáneas visibles por el adelgazamiento de la dermis y el hundimiento de la epidermis.

Estrías en el embarazo: ¿por qué surgen y cómo tratarlas?

Las temidas estrías pueden presentar color nacarado o rosado-violáceo y son lesiones lineales que pueden aparecer en el pecho, caderas y abdomen durante el embarazo, como consecuencia de una rotura y pérdida parcial de fibras de colágeno y elastina en la región afectada.

Aunque no se consideran una patología en sí mismas, suponen una preocupación estética que afecta a entre un 75% y un 95% de las embarazadas si no se toman medidas preventivas.

Aparición de las estrías

La aparición de estrías en el embarazo se debe al crecimiento de producción de estrógenos endógenos que provocan un incremento de la retención de líquidos del propio tejido, lo que hace que aumente el volumen y de la tensión de la zona, así como la tendencia al debilitamiento de las fibras de colágeno y elastina. 

El factor de riesgo más importante es el estado en el que se encuentra la piel: cuanto peor sea, mayor probabilidad de que aparezcan estrías en la piel. Otro factor que influye en su aparición es el estrés, ya que durante el embarazo se produce una modificación importante y rápida de la imagen corporal, con una serie de vivencias mentales que pueden generar ansiedad. Debemos tener en cuenta que, además, puede existir una predisposición genética para la aparición de las estrías.

Según la evolución, distinguimos dos fases:
   • Inflamatoria: estría reciente y rojiza.
   • Cicatricial: color blanquecino-nacarado, que va a ser el aspecto definitivo. Está blanda y deprimida.

Tratamiento para las estrías

Los tratamientos, una vez se manifiestan las estrías, son poco eficaces, por lo que es mejor prevenir su aparición. No basta con hidratar la piel, sino que debe adquirir unas propiedades de elasticidad suficientes para resistir el estiramiento al que se va a ver sometida la piel en el proceso de embarazo. 

Existen preparados comerciales que incluyen sustancias con la propiedad de estimular la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico. Los principios activos recomendados son:
   • Hidrolizado de colágeno y elastina: mejora la elasticidad.
   • Centella asiática: mejora el aspecto.
   • Ácido hialurónico: mejora la hidratación.
   • Extracto de placenta: mejora la regeneración del tejido lesionado.
   • Vitaminas A, B, C, D y E y aceite de germen de trigo: efecto protector.
   • Aminoácidos: estimulan la reparación de la piel lesionada.

Los productos de uso tópico sirven para prevenir y ayudar a reparar las estrías. Deben aplicarse con un ligero pero prolongado masaje ya que ayuda a mejorar y aumentar la microcirculación local, por lo que se aporta un mayor número de elementos nutritivos e hidratantes del propio organismo.

Una vez producida la estría se puede recurrir a tratamientos como peelings con ácido retinoico, dermoabrasión, láser, radiofrecuencia, mesoterapia o derma-roller, según el tipo de estría y el tiempo de evolución. A veces hay que recurrir a la combinación de varios tratamientos.

En aquellos casos en los que deba aplicarse algún producto químico, como peelings o mesoterapias, es necesario esperar a que termine la lactancia, pero con los tratamientos que solo dependen de radiaciones luminosas o de corrientes eléctricas, como la radiofrecuencia o el láser, pueden iniciarse aunque se esté dando el pecho al niño.

Fuente: Dra. Amparo Flores Mateos, miembro de Saluspot y especialista en medicina estética en Euroclinic Alcobendas.

Etiquetas: embarazada, estrés embarazo, estrías embarazo, tratamientos de belleza embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS