Sexo en el embarazo

Juguetes sexuales en el embarazo: ¿puedo usarlos?

El sexo durante el embarazo suscita muchas dudas. Una de ellas es la relacionada con el tema de los juguetes sexuales. ¿Su uso está permitido durante la gestación? ¿Existe algún juguete que pudiera ser perjudicial para el feto? Resolvemos dudas.

juguetes
Fuente: iStock

Durante el embarazo hay muchas preguntas que da pudor hacer al ginecólogo u obstetra. Aunque en este artículo te resumimos y respondemos algunas de las más típicas, hemos considerado explayarnos más en responder a una de ellas: ¿se pueden usar juguetes sexuales durante el embarazo?

La respuesta es sí, pero con precauciones porque, aunque en principio se pueden utilizar los juguetes sexuales que se quieran, si el ginecólogo u obstetra ha detectado un riesgo de aborto o complicaciones en el embarazo, será mejor tener cuidado, no solo en la utilización de juguetes, si no en la práctica sexual en general. “Si, por el contrario, el ginecólogo considera que no hay ningún riesgo en el embarazo, pueden utilizarse los juguetes que se quieran”, explica Raquel Grañ, sexóloga y autora del libro Sex-On.

No obstante, aclara que si hay riesgo de aborto será mejor tener cuidado, tanto en la utilización de juguetes, como en la práctica sexual en general.

Beneficios de usar juguetes sexuales durante el embarazo

“Lo que reporta beneficios sobre el embarazo y el trabajo del parto es la práctica sexual y no los juguetes en sí”, nos cuenta Raquel. “Ayudan a encontrarse mejor, a regular el estado de ánimo, a mejorar los niveles de serotonina en el cuerpo, a relajarse y a mantenerse activa físicamente”.

Además, de cara a la preparación para el parto, pueden ayudar a la hora de seguir dilatando la zona y volviéndola más elástica.

¿Existen juguetes contraindicados para el embarazo?

Nos apoyamos, para responder a esta pregunta, en las declaraciones de Raquel Graña. “Cualquier juguete con el que se sientan molestias o sea demasiado grande estaría contraindicado”, expone.

Relacionado con esto, la experta comenta que si el riesgo no contempla la posibilidad de aborto, pero sí puede desencadenar algún problema en la penetración, lo mejor es decantarse por aquellos juguetes de estimulación externa como los succionadores de clítoris, las balitas vibradoras o los lubricantes.

Eso sí, resumiendo, cree que lo correcto sería decantarse por esos juguetes que se utilizan habitualmente y alejarse durante estos nueves meses y la etapa del posparto de cualquier tipo de experimentación nueva para ninguna de las partes implicadas en el acto sexual.

Aparte de estas aclaraciones, sí conviene destacar un dato avalado por la ciencia: existen algunos juguetes sexuales que podrían ocasionar malformaciones en el feto.

Los riesgos para el bebé

Aunque venimos diciendo que su uso no tiene por qué estar contraindicado si el embarazo va bien y no hay riesgo de parto prematuro o de aborto, lo cierto es que hay que hablar de la evidencia científica.

¿Por qué decimos esto? Porque hace algunos años, un estudio publicado en la revista Environmental Health Perspectives hablaba de los ftalatos y su relación con las malformaciones del bebé. Hablamos, en concreto, de una sustancia incluida dentro de la composición de algunos juguetes sexuales que, tal y como indicaba la investigación, era mejor evitar por el bienestar del feto.

De hecho, fue la propia FACUA la encargada de transmitir a las embarazadas los riesgos de usar según qué juguetes sexuales durante el embarazo e, incluso, fue un paso más allá exigiendo al Instituto Nacional de Consumo y la retirada de este tipo de productos  que pueden suponer un peligro para la salud.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo