Tratamiento de belleza

Maderoterapia para embarazadas, ¿qué es?

El interés por este tratamiento al que recurren para potenciar su bienestar celebrities como Paula Echevarría o Sara Sálamo durante los meses de gestación ha aumentado considerablemente. Te contamos todo lo que sabemos sobre él.

Los tratamientos corporales son una opción para el bienestar que queda limitada con los embarazos porque no todos son recomendables durante los nueve meses de gestación. Sin embargo, hay algunos manuales, que no requieren de técnicas invasivas, como la maderoterapia, que son perfectamente compatibles.

El hecho de que celebrities como Paula Echevarría o Sara Sálamo hayan recurrido a esta técnica de origen oriental durante sus respectivos embarazos no ha hecho más que acrecentar el interés por él. 

Según explican desde Tacha Beauty, la maderoterapia “consiste en la aplicación de un masaje mediante el empleo de diversos utensilios de madera, de diferentes tamaños y formas, y especialmente diseñados para que se adapten a las distintas zonas del cuerpo”. Con el conocimiento adecuado en el uso de estas herramientas y de la técnica, desde el salón de belleza indican que se pueden conseguir “efectos reductores, anticelulíticos y tonificantes” en el cuerpo. Este objetivo se alcanza al reducir los niveles de estrés, activar la renovación celular, tonificar el cuerpo, y combatir dolores de espalda y cuello, entre otros factores.

Cómo funciona

Hay distintos enfoques de la técnica de la maderoterapia dependiendo del objetivo que se busque, y en base a estos se aplican también unos y otros materiales -rodillo liso, copa sueca o tabla modeladora son algunos de los más utilizados-,. Además, se puede ejercer de forma localizada o en prácticamente todo el cuerpo, y se puede combinar con otros tratamientos o productos cosméticos, como hacen precisamente en Tacha Beauty.   

En el caso de las mujeres embarazadas, algunos centros especializados como Womum han diseñado protocolos especiales, adaptados para lo que el organismo necesita durante la gestación. Fundamentalmente, la maderoterapia para embarazadas busca poner remedio a las consecuencias de los cambios hormonales y físicos propios del embarazo: “La piel se enloquece, retenemos todos los líquidos posibles, nuestras piernas se hinchan y el cansancio hace mella a medida que pasan los meses”, indican desde Womum, que también combina esta técnica tradicional con productos cosméticos contemporáneos diseñados exclusivamente para mujeres gestantes. 

La diferencia fundamental entre el tratamiento de maderoterapia para embarazadas del resto de tratamientos que utilizan esta técnica de masaje es que no se toca el abdomen. A cambio, se trabaja en zonas como las piernas y los glúteos, de manera que no se ponga en riesgo en ningún caso la salud del feto y de la madre por culpa de una mala ejecución de la técnica de masaje.

Beneficios de su práctica

Según el centro de servicios integrales especializado en el bienestar de la mujer Womun, los beneficios de la maderoterapia en las embarazadas son diversos: “Piel más lisa y reafirmada, activación del sistema linfático, drenaje de grasa y eliminación líquidos, tonificación de la musculatura gracias al efecto de las maderas y eliminación de grasa depositada en zona de cartuchera y subglúteo”.

Es recomendable en cualquier caso consultar a una salón de belleza especializado que ofrezca este tipo de tratamiento para ampliar la información al respecto antes de tomar la decisión de someterse a él durante la gestación, y es fundamental asegurarse de que efectivamente se trata de una adaptación de la técnica de la maderoterapia para mujeres que están esperando un pequeño. 

 

Continúa leyendo