Preparación al parto

El masaje del periné

1 minuto

Masajear el periné ayuda a fortalecer la zona y puede servir para evitar una episiotomía durante el parto y para prevenir pérdidas de orina después de dar a luz. Te contamos cómo debes hacer este masaje.

También te puede interesar: Ejercicio en las últimas semanas de embarazo
¿Para qué sirve el masaje perineal?

¿Para qué sirve el masaje perineal? Durante el parto el periné no tiene por qué desgarrarse ni romperse. En algunos casos esto ocurre, ya que cuando el bebé se abre camino hacia afuera con su cabecita, la zona entre la vagina y el ano tiene que dilatarse mucho. Realizar diariamente un masaje perineal ayuda a que esta zona gane elasticidad. De esta forma, las posibilidades de que no se desgarre durante el parto aumentan las probabilidades

¿Qué necesito para hacerlo?

Solo hace falta aceite especial para masajes o crema hidratante.

¿Cómo se realiza el masaje perineal?

Después del baño, con un aceite o crema hidratante, se masajea el periné presionando. A continuación, con la misma crema, se introduce el índice en la vagina y se da otro pequeño masaje. Intenta apretarla para comprobar si puedes contraerla bien.

Ejercicios para fortalecerlo

El periné también se puede entrenar mediante un sencillo ejercicio: colócate boca arriba sobre el sofá o la cama, con las piernas abiertas y las rodillas dobladas, y levanta la espalda. Los pies deben quedar apoyados en la cama o el sofá. Cuanto más tiempo te mantengas en esta postura, mejor. Prácticala varias veces al día.

Con estos masajes y los ejercicios de Kegel (contraer y relajar los músculos que rodean la vagina y el ano) ganarás elasticidad.

Etiquetas: ejercicio durante el embarazo, ejercicios fortalecer periné, ejercicios kegel, embarazada, masajear periné, suelo pélvico

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS