Fortalecer el suelo pélvico

¿Masaje periné o trauma perineal?

4 minutos

Hablamos con la fisioterapeuta especialista en disfunciones del suelo pélvico sobre la situación de riesgo por excelencia para el suelo pélvico: el parto vaginal.

También te puede interesar: Ejercicios de Kegel
¿Masaje periné o trauma perineal?

Si recordamos la pasada publicación, estuvimos introduciendo algunos conceptos a cerca de qué es el suelo pélvico, para qué sirve o en qué situaciones se vuelve vulnerable. En este artículo hablaremos de la situación de riesgo por excelencia para el suelo pélvico: el parto vaginal. Así, también expondremos cómo con una sencilla técnica preparatoria, la ciencia nos afirma que podemos reducir significativamente los riesgos de padecer lo que se conoce en obstetricia como trauma perineal.

El trauma perineal se define como la lesión de una o varias estructuras relacionada con el sistema musculo-esquelético que conforma el suelo de la pelvis. Se produce tanto por desgarros espontáneos que necesitan sutura, como por episiotomías realizadas por el personal sanitario en el momento del expulsivo. El 85% de mujeres que tienen un parto vaginal, padecen algún tipo de trauma perineal. Este se clasifica en cuatro grados, según la extensión de la lesión, y la severidad de las consecuencias posparto dependerán de la misma. La aparición del mismo es especialmente alto en mujeres que dan a luz a su primer bebé.

El trauma perineal está asociado con una morbilidad considerable a corto y largo plazo, e incluso habiendo la lesión del tejido resuelto correctamente, las complicaciones como la incontinencia fecal (en los casos más severos) o el dolor, pueden prevalecer a lo largo del tiempo asociándose a mayores dificultades psicológicas y/o sociales. La mayoría de las mujeres que padecen un trauma perineal experimentan dolor o algún síntoma los primeros días posparto, el 40% durante dos semanas, más del 20% después de 8 semanas y aproximadamente entre un 7 y un 9% a los 3 meses. Este dolor perineal puede retrasar la vuelta a la actividad sexual normal, la dispareunia o dolor en las relaciones sexuales se da en un 60% de las mujeres a los 3 meses  posparto ¡y aún un 15% tras 3 años de haber dado a luz!, son demasiadas, ¿no os parece?

Sin embargo, aquellas mujeres que se encuentran tras el parto con un periné intacto, pueden presumir de retomar antes las relaciones sexuales, tener menos molestias en el primer encuentro sexual, más satisfacción y una probabilidad alta de orgasmo pleno a los 6 meses posparto.

Parece, por lo tanto, que la prevención es FUNDAMENTAL y aunque el riesgo de padecer un trauma perineal está relacionado con multitud de factores algunos no modificables como el tamaño del bebé, hay bastantes intervenciones que pueden modificar dicho riesgo. Hoy desde la especialidad de fisioterapia quiero hablaros del masaje perineal.
¿Por qué? Veréis, el sobredimensionamiento de las estructuras del suelo pélvico en el expulsivo es extraordinario, aumentando, por ejemplo, la distancia ano-vulvar de medir tres cm a ocho cm aproximadamente. Siendo un proceso absolutamente fisiológico, convierte toda esta área en una entidad muy vulnerable.

El masaje perineal no es más que un conjunto de maniobras manuales muy bien toleradas por la mamá, aplicadas en el total de estructuras musculo-aponeuróticas que conforman el suelo pélvico, de manera superficial y profunda que buscan flexibilizarlas progresivamente para que, en el momento del expulsivo, tengan una mayor capacidad de adaptación al perímetro cefálico del bebé. El masaje del periné podrá ser reproducido en casa por la misma madre interesada o por su pareja. La mayoría de las mujeres (79%) refieren que realizarían la terapia otra vez y un 87% lo recomendaría a otra embarazada, además, en su mayoría también consideran que la participación de la pareja es muy positiva.

Concluyendo, las mujeres que practican el masaje perineal desde aproximadamente la semana 34 de gestación son menos propensas a tener un trauma perineal que requiera sutura en un parto vaginal. Y está demostrado, según los últimos estudios científicos, que los resultados de su aplicación durante el embarazo se traducen en el postparto en menos dolor a partir de los 3 meses de dar a luz y mayor satisfacción sexual.

¡Ayuda a que tu parto solo te traiga experiencias positivas, cuídate!

Escrito por Paula Arenas Muñiz, fisioterapeuta especialista en disfunciones del suelo pélvico, en Balance Sport Clinic en Sevilla.

Etiquetas: ejercicios fortalecer periné, nacimiento

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS