El ejercicio en el embarazo es clave

Pilates y yoga en el embarazo, ¿sí o no?

¿Qué deporte hago en el embarazo? Te proponemos dos opciones que te van a encantar: Yoga y Pilates. Descargarás tensiones y te relajarás, lo que resultará beneficioso para ti y para el bebé.

Yoga y pilates embarazadas

El embarazo es uno de los procesos más importantes para la vida de una mujer y por esa misma razón el cuidado personal es clave. 

Mimarse, quererse y preocuparse por una misma y nuestro bebé es básico para que el embarazo vaya por buen camino y para la salud del feto. Llevar una buena alimentación y practicar algo de ejercicio son los primeros pasos que debemos dar para estar bien. Aún así, debemos tener cuidado con lo que hacemos, siempre preguntándole a nuestro ginecólogo si pondríamos en riesgo al bebé. No todos los deportes son buenos cuando estamos embarazadas, ni todas las dietas son válidas. Cabe mantener una vida saludable tal y como la deberíamos tener normalmente, solo que con más cuidado al estar formando a una persona dentro de nosotras.

Te proponemos disfrutar de un embarazo saludable hacinedo yoga y pilates. Con ambos descargarás tensiones y te relajarás, dos pilares básicos en la vida de cualquier mujer hoy en día y mucho más de una embarazada, así como otros beneficios, tanto físicos, como relajar la musculatura, mejorar la respiración, nos ayudará a descansar mejor por las noches al conciliar mejor el sueño, puesto que estamos más relajadas y más cansadas; como emocionales, como la paz interior que nos proporciona hacer yoga, o el autoreconocimiento del que disfrutaremos.

También te puede interesar:

Yoga en el embarazo, ¿por qué hacerlo?

  • El yoga elimina la sensación de fatiga y la tensión nerviosa provocando al feto una mayor oxigenación.
  • Además, mejora la postura corporal y ayuda a prevenir los dolores de espalda propios de esta etapa.
  • Esta práctica ayuda a mejorar la forma física y la flexibilidad, pero sobre todo a conectar con el propio cuerpo, así que en el embarazo el yoga es fantástico para lograr una mayor conexión entre tu bebé y tú.

¿Y el Pilates? ¿En qué ayuda a la futura mamá?

  • La práctica de Pilates te ayudará a fortalecer los músculos de la pared abdominal y de la pelvis que con el embarazo se ven debilitados.
  • Ayuda también a que el bebé adopte la postura adecuada para nacer.

Eso sí, para practicar Pilates durante el embarazo es importante que consultes con un profesional ya que depende de lo avanzado de tu estado habrá ejercicios que te supongan demasiada tensión en las articulaciones, si ese es tu caso te recomendamos que optes por el yoga y recuperes tu práctica de Pilates cuando hayas dado a luz. También puedes optar por sesiones que fusionan elementos del método pilates y yoga.

¿Cuándo empezar?

El momento perfecto para empezar a practicar estas disciplinas es a partir del primer trimestre de embarazo, cuando ya se ha pasado el momento más complicado, y a partir de entonces ambas pueden acompañarnos hasta el momento del parto.


Foto: Gtresonline.

CONTINÚA LEYENDO