Manicura de la embarazada

Pintarse las uñas en el embarazo: ¿es recomendable?

Si estás embarazada es probable que te hayas hecho está pregunta: “¿Puedo pintarme las uñas o supondrá un riesgo para el bebé?”. Lo cierto es que muchas mujeres caen en la misma duda, porque hay ideas contrarias al respecto. Analizamos la situación y damos algunos consejos para evitar riesgos al pintarse las uñas durante el embarazo.

Una mujer que está embarazada va a experimentar muchos cambios en su cuerpo, y esto se debe a la acción de las numerosas hormonas que intervienen durante la gestación. Al igual que puede ocurrir con el cabello, las uñas también pueden verse afectadas por la revolución hormonal.

Aquí es cuando pueden ocurrir dos cosas: que las uñas se vean más fuertes y crezcan de manera mucho más rápida o bien, que de repente empiecen a debilitarse, a escamarse o incluso que se rompan fácilmente a pesar de haberlas tenido siempre en buen estado. Tanto en uno como en otro caso es posible que la embarazada quiera arreglárselas y darles algo de color. Pero… ¿Es esto recomendable en el embarazo?

Las uñas de la mujer embarazada

En la mayoría de mujeres, las uñas viven cambios a mejor y es probable que estas se vuelvan más fuertes y sanas. Sin embargo, también puede suceder al contrario y que se debiliten mucho más. Sea como sea, después de la llegada del pequeño y de que la mujer recupere sus niveles hormonales, todo volverá a la normalidad.

Las que tengan la suerte de ver sus uñas en su mejor etapa, quizá se habrán planteado pintárselas. Por otra parte, las que las tengan algo quebradas querrán arreglárselas. Una buena recomendación en este caso es que las corten, las hidraten y eviten utilizar productos químicos.

Aunque existen estudios algo contradictorios al respecto, muchos especialistas aseguran que no existe peligro por pintarse las uñas mientras se esté embarazada. Eso sí, para que sea seguro debemos seguir una serie de recomendaciones con las que lograremos que no suponga un riesgo para la salud.

Consejos para el cuidado de las uñas durante la gestación

  • Elegir esmaltes libres de sustancias que sí que podrían ser dañinas, tales como el tolueno, el ftalato de dibutilo y el hormaldehído será lo más adecuado. Actualmente los esmaltes de uñas ya no tienen estos componentes, pero lo mejor es cerciorarse de ello. En muchos casos se apunta que estas sustancias podrían ser absorbidas mediante las células de la piel y llegar a afectar al feto causándole trastornos en el futuro.
  • Aplicar el esmalte en lugares ventilados. Se considera que puede haber peligro al inhalar estos productos mientras los aplicamos, pero, por otro lado, también se entiende que no es un riesgo real porque la cantidad que podría atravesar la placenta es insignificante.
  • Optar por fórmulas hipoalergénicas, para evitar que se presente alguna reacción alérgica.
  • A la hora de retirar el pintauñas, lo ideal es usar quitaesmaltes que no contengan acetona.
  • Para que no se debiliten las uñas, lo mejor es hidratarlas adecuadamente con cremas que les aporten nutrición. Asimismo, seguir una alimentación saludable y equilibrada que aporte especialmente nutrientes y vitamina A, será beneficioso para las uñas, pero también para la piel y el cabello.
  • Aumentar las medidas higiénicas es fundamental. Si decidimos acudir a un centro de belleza para hacernos la manicura, hay que asegurarse de que los instrumentos que utilicen están en buenas condiciones para eludir cualquier tipo de infección.

Continúa leyendo