Moda premamá

Ropa de embarazada. ¿Qué me compro?

Comprar ropa premamá hace mucha ilusión a la mayoría de las embarazadas, pero no conviene lanzarse a las tiendas a lo loco. Conoce las claves para acertar con tu ropa para el embarazo.

Estar embarazada no significa forzosamente renunciar a vestir bien ni tampoco dejar de ser fiel a tu estilo. Eso sí, durante un tiempo va a ser inevitable tener que renovar el armario e incorporar algunas prendas que posiblemente sin el embarazo no adquiriríamos. Ten en cuenta que durante unos meses tendremos que olvidarnos de nuestros vaqueros preferidos y de algunas otras prendas que se nos van a quedar durante unos cuantos trimestres pequeñas y estrechas. No temas. Por suerte hoy en día existe una amplia oferta de ropa premamá cómoda, divertida y con estilo.

 

Al principio del embarazo, recicla

Ten en cuenta que cuando descubrimos que estamos embarazadas, la tripa no sale instantanemanete y durante algunas semanas nos podremos vestir casi con absoluta normalidad y usando casi la totalidad de nuestras prendas. Si todo va correctamente, lo primero que notaremos es que los pantalones nos aprietan un poco. Será entonces cuando llegue el momento de empezar a renovar nuestro vestuario, aunque lo mejor es hacerlo con moderación. Para ello, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • No hay que liarse a comprar conjuntos nada más conocer la noticia del embarazo, porque aún tardaremos bastante tiempo en ponérnoslos y luego nos hartaremos de verlos en el armario y de usarlos.
  • En los primeros meses de embarazo todavía podremos utilizar nuestra ropa, siempre que no nos apriete.
  • Cuando la cintura empiece a perder su forma, podemos arreglar provisionalmente las prendas más anchas -correr los corchetes de las faldas, sustituir el elástico del chándal por una goma más flojita...- o comprarnos unos pantalones de una talla superior a la que usamos habitualmente, que nos vendrán de perlas en el posparto, pues nos llevará algún tiempo recuperar la talla habitual.

 

Claves para elegir la ropa premamá. ¿Qué vas a necesitar?

  • Lo ideal es tener un armario básico con cinco o seis prendas que combinen bien. Dos o tres pantalones, camisas y jerséis y un par de vestidos, tanto para invierno como para verano o entretiempo serán suficientes. Piensa que con algunos complementos podrás usarlos en distintas estaciones del año.
  • Ten en cuenta que los pantalones y faldas que ensanchan mediante una banda elástica con ojales y botones o con un cordoncillo son muy cómodos.
  • Antes de comprar ropa para el embarazo conviene sondear a las amigas que ya han sido madres por si tienen algo que nos pueda servir y nos guste. 
  • Echa un vistazo al ropero de tu pareja: sus camisas, jerséis y chaquetas e incluso los pijamas pueden sacarte de más de un apuro, especialmente para estar cómoda y en casa.
  • Para trabajar podemos adquirir un par de pantalones de buena calidad y combinarlos con camisetas, pañuelos, fulares y otros accesorios.
  • Si hace falta ojear la moda premamá para una ocasión especial y no podemos pedirlo prestado, lo más práctico es adquirir un conjunto que también se pueda usar como ropa de diario y adornarlo con accesorios elegantes.

 Asesora: Isabel Coghen, matrona.

 

Continúa leyendo