¿Lo tendré siempre tan bonito como ahora?

¿Sabes cómo cuidar el pelo en el embarazo?

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios y el pelo no se queda atrás. Eso sí, es muy importante cuidarlo. ¿Sabes cómo hacerlo?

Afortunadamente en esos meses vivimos una época de mejora en nuestro cabello. Más brillo y más volumen que ayudan a que una se vea, sin duda, más guapa.

Lástima que esa preciosa melena no va a durar para siempre, ya que cuando nace el bebé, el cabello se deteriora: es muy común que notemos que se cae mucho más y que casi no tiene brillo.

 

Pero debes estar tranquila, meses después el pelo volverá a ser el de siempre. Es muy importante cuidarlo desde los primeros meses de embarazo y, así, su recuperación será más fácil.

¿Cómo afecta el embarazo a cada tipo de pelo?

  • El pelo seco y quebradizo durante el embarazo goza de un mayor volumen y humedad. Aumenta la secreción de grasa en tu cuerpo y esto ayuda a que tu pelo luzca ahora incluso más bonito.
  • Por su parte, el pelo normal se engrasará un poco más de lo habitual. Lávalo a menudo y utiliza un champú con PH Neutro.
  • El pelo graso es el peor parado en estos meses. Lávalo con mayor frecuencia y busca en tu farmacia un champú especial para pelo muy graso.

Después del embarazo, tu pelo...

La pérdida de brillo del cabello es algo que le ocurre a casi todas las mamás recientes. También solemos notar una pérdida importante de volumen y darnos cuenta que se nos cae muchísimo más.

 

A veces notarás que apenas te crece el pelo. No debes preocuparte es algo normal. Nuestro cabello se toma fases de descanso, pero en unos meses volveremos a la normalidad.

Consejos para cuidar tu pelo

Para evitar en cierta medida esta reacción de nuestro cuerpo es importante que tengas en cuenta estos detalles:

  • Te aconsejamos que comas bien. Una dieta rica en frutas y verduras es clave porque estos alimentos aportan protección al folículo del cabello y fomentan el crecimiento.
  • No uses peines finos que parten el cabello y opta por usar secadores o planchas en días especiales pero nunca habitualmente.
  • Evita las coletas tirantes, trenzas o moños apretados porque hacen mucha presión sobre el pelo.
  • Cada vez que te laves el pelo usa suavizantes o mascarillas que faciliten el desenredado y no te arriesgues a partirte el pelo que está más débil de lo normal.


Foto: Gtresonline.

También te puede interesar:

Continúa leyendo