Hidrata tu piel en tiempo record

¿Sin tiempo para cuidar tu piel? Trucos para mamás ocupadas

2 minutos

“Pero si hay días en los que no veo el momento de ducharme. ¿de dónde voy a sacar tiempo para aplicarme crema por todo el cuerpo?". Pues sí, se puede.

hidratarpiel

En el posparto, el bebé absorbe todo nuestro tiempo y es habitual que nos relegemos a un lado cuidados básicos de belleza y salud como hidratar la piel. La principal preocupación estética suele ser perder kilos y recuperar la talla, que no es poco. Sin embargo, en esta etapal la piel precisa un cuidado especial porque los cambios hormonales pueden hacer estragos. Ahora la piel necesita mucha hidratación, no solo para mejorar su aspecto, sino también para recuperar el tono que ha perdido durante los meses del embarazo en los que ha estado distendida.

¿Cómo hacerlo con un bebé que nos demanda continuamente?

  • Llévatelo contigo
    Para estar más tranquila considera la opción de comprarte una hamaquita para tener a tu hijo cerca mientras te duchas y te echas la crema hidratante.
  • Usa sus cremas

    Las hidratantes infantiles tienen ingredientes naturales y se absorben rápidamente, así que, como plan B, puedes utilizarlas aprovechando el momento en que se las aplicas a tu hijo.
  • O sus aceites

    El aceite de almendras dulces es estupendo para nutrir las zonas resecas o con estrías. Puedes mezclarlo con otros aceites (de rosa, sándalo y bergamota) a partes iguales, en un difusor pequeño con agua. Esta fórmula casera tiene, además, un efecto muy positivo sobre el estado de ánimo.
  • 
Vapor para dos

    El humidificador que solemos poner en el cuarto del bebé para que no se reseque el ambiente también es bueno para la piel: alivia la sensación de tirantez y abre los poros. Pídeselo prestado de vez en cuando.
  • Hidratación instantánea

    Los sprays de agua termal refrescan y aportan alivio inmediato cuando la piel está tirante, rehidratándola al instante. Hay versiones mini, para llevar en el bolso.
  • Nútrete por dentro

    Tan importante como nutrirse por fuera es hacerlo por dentro, tomando una dieta rica en frutas, verduras y un mínimo de dos litros de agua. Porque además, la lactancia supone un gasto extra de líquido para tu organismo. Bebe siempre que lo necesites y no pienses que vas a retener mas líquidos por ello, al contrario. Tomar agua ayuda a eliminarlo.

Codos, talones y manos, reparación urgente

Al aplicar la crema, solemos olvidarnos de los talones (acceder a ellos no es precisamente sencillo en la recta final del embarazo), los codos (que acumulan muchas células muertas) y las manos (de piel fina). Son tres zonas con tendencia a descamarse o agrietarse que, por lo tanto, precisan una atención especial.

En los codos, es muy importante la exfoliación. Para nutrir los pies y las manos, lo más práctico es untarlos con crema antes de irse a dormir y cubrirlos con guantes y calcetines de algodón para que la crema actúe durante la noche.

Si ya están dañadas, conviene utilizar un producto rico en urea, a ser posible varias veces al día.

Etiquetas: belleza, mujer, piel del bebé, posparto

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS