Embarazada y en forma

Spinning en el embarazo: sí pero con precauciones

El spinning o ciclo indoor es un deporte elegido por muchas mujeres para estar en forma. Pero, ¿entraña algún peligro para la madre o el futuro bebé?

Spinning en el embarazo: sí pero con precauciones

No hay estudios que demuestren que el spinning es perjudicial en el embarazo, aunque tampoco los hay que justifiquen lo contrario.

Es sabido que el ejercicio (adaptado a la especial situación) ayuda a que la embarazada se sienta mejor y a evitar un aumento excesivo de peso, pero es preferible practicar un deporte más suave y adecuado, como caminar, natación, pilates o yoga.

El spinning es un ejercicio aeróbico que consiste en pedalear encima de una bicicleta estática, cambiando continuamente de ritmo, dureza e intensidad.

Es duro, por lo cual, durante el embarazo es importante tener las siguientes precauciones, para no sufrir ningún problema:

  • No realizar más de 45 minutos seguidos de ejercicio.
  • Hidratarse continuamente con agua o bebidas isotónicas.
  • Procurar que no aumente en exceso la frecuencia cardiaca. Si percibimos un ritmo excesivo, debemos parar.
  • No realizar nunca el ejercicio en un ambiente excesivamente caluroso, para no sufrir aumentos peligrosos de la temperatura corporal.
  • Utilizar un sujetador deportivo que impida la movilidad excesiva de las mamas.
  • Evitar adoptar posturas que fuercen la espalda. Conviene subir un poco el manillar de la bici para realizar el ejercicio lo más erguida posible.

Cuando la tripa crezca y el centro de gravedad cambie, conviene buscar un ejercicio más relajado, que permita movilizar las piernas con menor esfuerzo.

 

 

 

Etiquetas: deporte, ejercicio durante el embarazo, embarazada, embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS