Tu mejor aliada

Todo lo que la fitball puede hacer por ti durante el embarazo

Esa enorme pelota que tradicionalmente se usa en pilates será tu mejor aliada en la preparación al parto pero también en los todos meses previos por la cantidad de ejercicios que puedes hacer con ella. Te contamos los beneficios que puede tener en tu cuerpo a lo largo del embarazo.

Fitball
Fitball (Foto: depositphotos)

De forma controlada, evitando el impacto y con la intensidad que marque tu cuerpo en cada momento, ya hemos hablado en varias ocasiones de lo recomendable que es mantenerse activa físicamente a lo largo de todo el embarazo -siempre y cuando no exista contraindicación médica-. Son muchos y muy diversos los ejercicios que puedes realizar para estar en forma como caminar, nadar sin ir más lejos pero si hay unos especialmente recomendados en este periodo son aquellos en los que se implica la fitball.

Seguro que has visto u oído hablar alguna vez sobre esta gran pelota fabricada en PVC que tiene múltiples usos gracias a esa inestabilidad que ofrece al sentarte sobre su superficie. Por ello puede usarse para hacer actividades gimnásticas pero también para ejercicios de rehabilitación, en sesiones de fisioterapia o incluso simplemente como silla.

Todos estos usos del fitball son los que la convierten en compañera ideal de los nueve meses de gestación e incluso para el momento del parto, donde estar sentada balanceándote ligeramente sobre ella suele ser la posición más cómoda para aguantar los dolores propios de la espera, además de una fantástica manera de mejorar la posición fetal y de trabajar la pelvis para la inminente salida del bebé. De hecho, es precisamente ese vaivén de hacia adelante y hacia atrás el que debes interiorizar desde el primer momento porque te ayudará a mantener el control del suelo pélvico en el que tanto debes incidir también en el posparto.

Los mejores ejercicios

Si el profesional que lleva desde el principio hasta el final tu embarazo así lo considera, una de las mejores maneras de hacer deporte durante las semanas de gestación es con la ayuda del fitball. Hay multitud de ejercicios que puedes hacer con ella en casa, ya sean para estirar o para activar la musculatura de diferentes partes del cuerpo. Solo es cuestión de darle a la bola la dureza que necesitas inflando o desinflando en mayor o menor medida para así jugar con la intensidad de los movimientos. 

Para trabajar la flexibilidad y elasticidad de la pelvis puedes, además de los movimientos ya mencionados sobre la pelota, prueba a colocarte tumbada boca arriba con las plantas de los pies pegadas sobre la pelota y trata de moverla hacia delante y hacia atrás. También puedes colocarte de rodillas e ir abriendo una pierna y después otra mientras vas cambiando el fitball de un lado a otro.

Otro de los ejercicios que puede ayudarte, en este caso a trabajar los glúteos, consiste en tumbarte boca arriba con las piernas apoyadas sobre la el fitball y los brazos estirados a lo largo del cuerpo coger aire y elevar la columna y el glúteo al tiempo que sueltas el aire.

Si lo que prefieres es estirar la región lumbar, apoya la cabeza y la zona del pecho sobre la pelota, ponte con el glúteo apoyado sobre los talones y muévete ligeramente de un lado al otro. También puedes hacer esto mismo de rodillas estirando la espalda o simplemente abrazar la pelota para estirar además la parte superior de la espalda.

Continúa leyendo