Patrocinado

Una futura mamá muy bella

Si dedicas entre cinco y quince minutos al día a estos ejercicios, adquirirás con Clarins un “plus” de belleza y de bienestar que va a hacer de ti una futura mamá feliz y una mujer radiante.

Desde los primeros meses del embarazo, estos ejercicios de relajación que te traemos de la mano de Clarins y que son super sencillos, constituyen una excelente preparación para el parto. Realízalos en silencio o con música suave de fondo, preferentemente antes de acostarte para facilitar el descanso.

Toma conciencia de tu cuerpo


Acostada boca arriba en el suelo, con un cojín debajo de la cabeza y otro debajo de las rodillas, con la espalda bien asentada en el suelo, los brazos extendidos a lo largo del cuerpo y los ojos cerrados, toma conciencia de tu cuerpo, extremidad tras extremidad, respirando tranquila y regularmente.

1. Inhala inflando el vientre y luego los pulmones. Exhala lentamente vaciando los pulmones y desinflando el vientre contrayéndolo.

2. Relaja la nuca. Sentada, con las piernas flexionadas y cruzadas, inclina ligeramente la cabeza hacia adelante. Luego llévala al centro. Posteriormente, inclínala ligeramente hacia la derecha y hacia la izquierda. A continuación, estira el cuello, con la barbilla hacia adentro, como si un hilo invisible atrajera la cabeza hacia el techo. Repite el movimiento 5-6 veces.

Prepara el perineo 

La importancia del perineo. El suelo pélvico soporta todo el peso del bebé durante el embarazo y desempeña una función primordial durante el parto. Es muy importante controlar la contracción y el relajamiento de los músculos del perineo, no solo para facilitar el parto -el perineo deberá relajarse para que pueda salir el bebé-, sino también para prevenir eficazmente el riesgo de incontinencia urinaria que afecta en la actualidad, de un modo más o menos pasajero, a cerca del 30% de las madres recientes.

A propósito, las adolescentes deberían tomar conciencia de la gran importancia de los músculos del perineo; además, los ejercicios para controlar el perineo deberían incluirse en la gimnasia femenina. Incluso antes de la maternidad, muchas adolescentes y mujeres jóvenes han constatado -durante accesos de tos, estornudos o durante la práctica de un deporte- que se presentan unas pequeñas incontinencias que pueden desaparecer rápidamente mediante la realización de los ejercicios indicados.

El control del perineo también contribuye al bienestar de la pareja. Estos músculos son importantes tanto para la vida como para el amor.

¿Cómo controlar la contracción y la relajación del perineo?

Para tomar conciencia de tu perineo, ten presente el siguiente consejo: al orinar, haz la contracción que la detiene. Procura retenerla entre 3 o 4 segundos. Los músculos que sientes contraerse para retener la orina forman el perineo. Seguidamente, relaja completamente. Este ejercicio muy sencillo se efectúa únicamente para tomar conciencia de tu perineo. No debe repetirse durante el embarazo ya que podría ocasionar dificultades urinarias.

Los ejercicios

Clarins, en su libro “Ser mamá, el momento más hermoso de la vida”, elaborado con el asesoramiento de médicos especialistas, aconseja tres ejercicios que os ayudarán a fortalecer el suelo pélvico y, así, prepararos para un parto y posterior recuperación magníficos.

Para el diafragma

Acostada boca arriba, apoyándote en los antebrazos, inhala al tiempo que inflas el abdomen. Exhala contrayendo los músculos abdominales y el suelo pélvico. Contén la respiración manteniendo la tensión de la pared abdominal entre 3 y 5 segundos máximo. Relaja los músculos abdominales y el suelo pélvico realizando una inhalación profunda. Repite el ejercicio 5 veces.

En cualquier momento del día

Sentada, con las rodillas separadas, los pies juntos y las manos sobre la parte interna de las rodillas. Contrae tu perineo y procura juntar las rodillas exhalando y haciendo resistencia con las manos. Seguidamente, relaja completamente y de un modo suave.

Con las manos en la parte exterior de las rodillas, procura separar estas últimas al tiempo que haces resistencia con las manos. La capacidad para relajar el perineo es importante durante el periodo de expulsión en el parto.

Sentada

Contrae y relaja los glúteos en cualquier momento del día.

Continúa leyendo