Espalda, codos, talones

Zonas olvidadas del cuerpo: también hay que cuidarlas!

Parece como si el hecho de no poder observar fácilmente estas partes de nuestra anatomía las hiciera menos merecedoras de cuidados que aquellas que vemos fácilmente al mirarnos al espejo.

Zonas olvidadas del cuerpo: ¡también hay que cuidarlas!

Muchas veces solo nos preocupamos de estas partes del cuerpo cuando llegan épocas en las estas zonas quedan a la vista. Para que la espalda, los glúteos, los codos y los talones estén en perfecto estado hay que cuidarlos todo el año.

Cómo cuidar la espalda

  • En esta zona belleza y salud van estrechamente unidas, ya que resulta difícil lucir una espalda bella y atractiva si nos duele constantemente o tenemos un defecto postural.
  • La primera recomendación, por tanto, es mantener siempre una postura correcta (espalda recta, cuello erguido y hombros altos), dormir siete u ocho horas en un colchón no demasiado duro ni excesivamente blando, y hacer algo de ejercicio, por ejemplo, nadar, sobre todo de espaldas.
  • La piel de esta zona es muy espesa y tiene muchas glándulas sebáceas y sudoríparas. Por esta razón, su problema principal es la aparición de granitos, puntos negros e, incluso, acné si se tiene tendencia a este problema.

Tratamiento de belleza

  • El tratamiento diario consiste en una ducha templada. La temperatura y la presión del agua relajan los músculos y proporcionan un beneficioso masaje. Pero con el agua no basta: hay que frotar la piel con un cepillo de mango largo o una banda de crin para eliminar las impurezas, o utilizar un gel de baño con efecto exfoliante.
  • Otro puntal básico de la belleza de la espalda es la nutrición, que puede hacerse con cremas y leches hidratantes, una vez seca la piel, o bien con aceites de baño, muy fáciles de aplicar, siempre que no exista exceso de grasa o tendencia al acné.
  • Una vez a la semana conviene aplicar una mascarilla nutritiva, en caso de que la piel esté seca, o una desincrustante, por ejemplo, de arcilla blanca, si existen puntos negros, granos o acné.

Codos: una zona delicada

Desprovistos de glándulas sebáceas, los codos están expuestos constantemente a los roces y con una piel mucho más gruesa de lo normal (por ser una articulación), si no los cuidamos diariamente, se vuelven ásperos y secos, se descaman y acumulan callosidades.

Cómo cuidarlos

  • La estrategia para mantenerlos bellos es hidratarlos a fondo, nutrir la piel y favorecer la descamación y la renovación de la capa superficial.
  • Diariamente conviene frotar los codos con un guante de crin e hidratarlos con crema o vaselina. Hay que procurar apoyarse lo menos posible sobre ellos y, una vez a la semana, exfoliarlos, aplicarles una mascarilla y envolverlos en plástico toda la noche.
  • Una vez al mes, un tratamiento intensivo: poner los codos a remojo en agua templada con gel, frotarlos con piedra pómez y con medio limón y aplicar una crema nutritiva.

Glúteos, es importante cuidarlos

  • Esta zona tiene multitud de glándulas sebáceas, tendencia a la aparición de pequeños granitos y falta de oxigenación (está casi siempre tapada).
  • Sus músculos tienen una función muy limitada, por lo que casi no se ejercitan de forma natural; acumula fácilmente celulitis (sobre todo las mujeres, que tenemos más grasa que músculo) y sufre mucho por la vida sedentaria que solemos llevar. Todo esto hace que sea una de las partes del cuerpo más difícil de mantener bella.

Cómo tener unos glúteos perfectos

  • El cuidado de los glúteos debe abordarse desde varios frentes a la vez, pero no hay que desanimarse, es una zona muy agradecida en la que, con tiempo y constancia, se obtienen muy buenos resultados.
  • Una piel hidratada es más fácil de mantener firme. Para lograrlo, debemos frotarla cada día con un guante de crin enjabonado, un minuto cada nalga e, inmediatamente, aplicar una crema hidratante o reafirmante no grasa.
  • Si hay celulitis, es recomendable usar un producto específico y extenderlo con un masaje circular, en sentido ascendente, presionando con las yemas de los dedos. Para que resulte más eficaz, hay que usarla mañana y noche, durante todo el año.
  • Una o dos veces por semana debemos exfoliar toda la zona antes de aplicar las cremas y así favorecer su penetración.

Pérdida de firmeza

Para combatirla hay que combinar un ejercicio aeróbico, que mejore la circulación y reduzca la grasa, con una gimnasia localizada, que endurezca el músculo. Y hacerlo, al menos, tres veces por semana.
También resulta eficaz practicar algún deporte (natación, squash, tenis o ciclismo) y saltar a la comba o bailar.

Buenos hábitos

  • Cada día podemos hacer pequeños gestos que mejoren el tono muscular, como subir escaleras, andar de lado (con grandes pasos), contraer la musculatura al andar o estando sentadas, caminar diariamente unos tres kilómetros a buen paso, andar de espaldas, contrayendo el glúteo de la pierna que echamos hacia atrás, y aplicar duchas frías desde el tobillo.
  • Cualquier ejercicio que nos ayude a contraer los glúteos tonifica, activa y endurece los músculos de esta zona.

Talones

  • La piel de esta zona del pie es muy gruesa, casi insensible al tacto para amortiguar los golpes contra el suelo.
  • La capa córnea está formada por centenares de estratos de células que pueden llegar a espesarse y deshidratarse aún más si andamos mucho descalzas.

Cuida tus talones

  • Cada día, al terminar la ducha o el baño (cuando la piel está más blanda), debemos frotar el talón con piedra pómez, sin apurar demasiado, secar muy bien y aplicar una crema hidratante especial para pies secos.
  • Una vez a la semana hay que hacer un peeling que elimine la capa de células muertas y cubrir la zona del talón y la base de los dedos con una mascarilla hidratante durante una hora, o mejor, toda la noche, cubriendo los pies con calcetines de algodón.
  • La piel del talón es gruesa, pero muy delicada, por lo que no debemos desgastarla demasiado. Es mejor limarla suavemente cada día que frotarla con intensidad de vez en cuando.

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS