El puerperio con cesárea

Cómo moverse después de una cesárea

La recuperación de la cesárea es algo más molesta y lenta que la de un parto normal. En los primeros 15 días el cuerpo queda resentido y la movilidad resulta muy limitada. ¿Qué cuidados hay que tener?

También te puede interesar: El puerperio: 40 días de cambios
Cómo moverse después de una cesárea

Además, durante el puerperio de una cesárea hay que tener mucho cuidado con hacer esfuerzos extras y no coger pesos antes de tres semanas, pues podría saltarse algún punto de la herida. Conviene adoptar algunos cuidados para proteger la cicatriz de la cesárea al realizar las actividades cotidianas.

 

Levantarse de la cama

Al principio hará falta la ayuda de otra persona.
Para hacerlo luego sola, lo mejor es tumbarse despacito de lado próxima al borde de la cama, dejar caer las piernas hacia el sueño, situar las manos al borde el colchón y hacer fuerza con los brazos (no con el vientre) para incorporarse.

 

Sentarse o levantarse de una silla

Lo adecuado es flexionar el cuerpo hacia delante, doblando las rodillas y proteger el abdomen con las manos.

 

Al coger objetos del suelo

No se debe doblar la cintura y espalda.
Es mejor es flexionar piernas y apoyar las manos en la pared o en una silla para no perder el equilibrio

 

Para vestirse

Conviene optar por ropa amplia que se pueda colocar sin mover las piernas, vestidos que se abrochen por delante y zapatos que no halla que ponerse con las manos (chanclas, zuecos).

 

Tareas caseras

Lo ideal es olvidarse de los cuidados de la casa por unas semanas, pero a veces no queda más remedio que hacerlas.
Si hay que tender lo mejor hacerlo en un tendedero plegable con una altura que no obligue a inclinarse ni estirarse (no conviene hacerlos en cuerdas exteriores que obligue a apoyar el vientre en la ventana o en cuerdas altas que obliguen a estirarse).
La aspiradora de brazo largo es una buena alternativa a la escoba.

 

 

Etiquetas: parto

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS