Parto natural

Trucos para evitar la episiotomía

A veces es necesario hacer una episiotomía para prevenir desgarros en el parto. ¿Qué puedes hacer en el embarazo para evitarla?

Trucos para evitar la episiotomía

La episiotomía es una pequeña incisión en el periné (la parte comprendida entre la abertura vaginal y el ano) para agrandar el orificio por donde sale el bebé.

La razón por la que se practica es preventiva: evitar desgarros en la zona y acortar el expulsivo.

Como la episiotomía puede tener efectos secundarios y los puntos son molestos, es un procedimiento controvertido.

Hasta hace unos años se realizaba por sistema en la mayoría de las maternidades, pero ahora hay muchos médicos partidarios de que el expulsivo se desarrolle de forma natural, sin episiotomía, salvo que resulte estrictamente necesario.

 

¿Qué puedes hacer tú para evitarla?

En el embarazo

Es imprescindible trabajar el periné con los ejercicios de Kegel, que consisten en contraer y relajar los músculos que rodean la vagina y el ano (como si se cortara un chorro de orina imaginario) durante unos minutos y varias veces al día. Cuanto más fortalecidos estén los músculos de la zona, más efectivos serán los pujos y menos riesgo habrá de desgarro.

Durante el parto

La clave reside en realizar un expulsivo lento. Ello favorece que el periné se vaya distendiendo poco a poco y permite a los profesionales protegerlo para evitar que se desgarre.

Etiquetas: bebé, desgarro, ejercicios fortalecer periné, ejercicios kegel, epidural, episiotomía, parto, posparto

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS