Dudas íntimas

4 dudas sobre las relaciones sexuales después del parto

Después de tener un bebé hay que esperar un tiempo para retomar las relaciones sexuales que al principio pueden tener algunas peculiaridades.

4 dudas sobre las relaciones sexuales después del parto

La llegada de un bebé supone un cambio importante en la vida de toda pareja, especialmente si es el primero. El que haya sido buscado y muy bien recibido no significa que la adaptación a la nueva etapa sea sencilla. La vida de la pareja va a girar en torno al bebé y puede ser difícil encontrar el momento para reanudar la intimidad sexual. Las hormonas, la lactancia, la recuperación física de la madre suscitan muchas dudas en la pareja

1. ¿Cuánto tiempo hay que esperar después del parto antes volver a hacer el amor?

En general, se aconseja esperar la clásica cuarentena, es decir seis semanas, para que el útero vuelva a su posición y tamaño habitual. En esta etapa se eliminan parte de los tejidos del embarazo (loquios) y es preciso mantener una higiene muy escrupulosa del aparato genital (que excluye el coito) para prevenir las infecciones.

Es un buen momento para otro tipo de cuidados muy sensuales: bañarse o ducharse juntos, masajes o simplemente dormir abrazados aprovechando las siestas del bebé.

2. ¿Es normal sentir molestias en la penetración?

Tras el parto se produce una bajada en el nivel de estrógenos (que han aumentado de forma constante a lo largo del embarazo) que disminuye notablemente la lubrificación vaginal y puede dificultar las relaciones. La sequedad vaginal suele remitir con el retorno de la menstruación (si la mujer está amamantando puede prolongarse hasta el destete). Hasta entonces es importante ir más despacio de lo habitual, dedicar un buen tiempo a la estimulación del clítoris y si es preciso utilizar una crema lubricante.

3. ¿Influye la lactancia en las relaciones?

Algunos estudios señalan que los niveles de altos de prolactina (la hormona de la lactancia) reducen el deseo sexual. Pero algunas mujeres opinan lo contrario: que la sensación de placer y tranquilidad que les produce el amamantar les relaja y les hace pensar más en el sexo.

Algunos hombres algunos disfrutan o incluso se sienten más excitados al ver a su mujer amamantar e incluso se plantear probarlo como parte del juego erótico. Pero otros se sienten relegados a un segundo plano y si no están bien informados de los beneficios de la lactancia pueden incluso presionar a la mujer para que destete al bebé.

4. ¿Cómo fortalecer los músculos de la vagina?

Durante el embarazo se aconseja entrenar la musculatura vaginal (periné) con los ejercicios de Kegel que contraen y relajan el periné (como si se quisiera parar el chorro de orina en seco) para prevenir las molestias del suelo pélvico tras el parto (incontinencia, caída del útero y la vejiga...).

Después del parto también conviene fortalecer la zona del periné, sobre todo si el parto ha sido con episiotomía o fórceps, o habido desgarros, o si existen pérdidas de orina. El entrenamiento ayuda a que las relaciones sean más placenteras.

 

Etiquetas: episiotomía, lactancia, relaciones sexuales

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS