Recuperación del parto

Bolas chinas: ¿buenas para recuperar el suelo pélvico?

Las bolas chinas ayudan a recuperar el suelo pélvico, una zona que puede sufrir muchas alteraciones después del embarazo, sobre todo si no es el primero. Nuestra asesora, la matrona Gema Magdaleno del Rey, nos explica cuándo están indicadas y cómo se utilizan.

El suelo pélvico se resiente con los embarazos

Entre los problemas que las mujeres pueden sufrir o acarrear tras un embarazo se encuentra la distensión del suelo pélvico. Una zona que con el peso del bebé suele resentirse durante los meses de gestación, sobre todo en los finales, en los del último trimestre. No sólo eso. El suelo pélvico suele verse afectado en el parto, cuando éste es vaginal o hay mucha dilatación antes de proceder a una cesárea. 

De ahí que podamos afirmar que el embarazo y el parto vaginal son los factores de riesgo más importantes para padecer alteraciones del suelo pélvico. Alteraciones que son especialmente la incontinencia de orina y el prolapso o la caída de la vejiga y del útero

Cuantos más embarazos y más partos tenga una mujer, más riesgo de que sufra esas alteraciones durante la gestación o tras el parto. Ahora bien, aunque no sea tarea fácil, cuando esos problemas se tratan a tiempo la mayoría de las veces se pueden solucionar.

Para prevenir problemas, los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel, que consisten en trabajar la zona del periné con contracciones rápidas y lentas, son una opción fácil y eficaz, pero sirven sobre todo para tonificar el suelo pélvico y prevenir lesiones.

Los expertos recomiendan que este tipo de ejercicios se hagan con mucha frecuencia y si es posible todos los días. De hecho, lo más práctico es que la mujer se fije una hora determinada para hacerlos y los incluya en su rutina. Así no se olvida y no deja que pasen varios días sin práctica.

Cuando existe ya un problema, es difícil solucionarlo solo con los ejercicios aunque en ese caso también es recomendable incorporarlos a la vida diaria y realizarlos siempre, incluso cuando los problemas de suelo pélvico que se hayan tenido con anterioridad hayan desaparecido.

 

¿Cómo se usan las bolas chinas para recuperar el suelo pélvico?

Las bolas chinas son una buena alternativa para recuperar el suelo pélvico y fortalecerlo, puesto que obligan a realizar una contracción continua pasiva de la musculatura pélvica, y esto mejora la incontinencia de orina y la calidad de las relaciones sexuales.

  • Las bolas chinas se meten en la vagina como un tampón, con el hilo hacia fuera.
  • Para hacerlo es preciso intentar retener la bola todo el tiempo que se pueda e ir aumentando ese tiempo progresivamente. Si el primer día la mujer aguanta un solo minuto, al siguiente ha de tratar de aguantar dos, al otro tres y así sucesivamente...
  • Si por el contrario no es capaz de sujetar dichas bolas en absoluto,lo aconsejable es que acuda a un ginecólogo de una Unidad de Suelo Pélvico para que valore el estado de su musculatura.

Los expertos también advierten que los problemas en el suelo pélvico a vaces ocasionan problemas de depresión en las mujeres que los sufren. Por eso insisten en la importancia de fortalecer la zona antes del parto e incluso antes de cualquier embarazo. ¿El objetivo? Tenerlo lo más fortalecido posible para evitar en la medida de lo posible su distención.  

Gema Magdaleno del Rey. Matrona del Hospital de La Paz de Madrid y asesora de Ser Padres.

 

CONTINÚA LEYENDO