Menstruación

Las bragas menstruales también pueden ayudarte en el posparto

Te contamos en qué consiste este tipo de ropa interior especial reutilizable y sostenible que puede serte de gran ayuda durante la cuarentena.

La sostenibilidad hace tiempo que se convirtió en una prioridad en el sector de la higiene íntima femenina. La conciencia social al respecto también ha ido en aumento de la mano con la industrial. Prueba de ello es el éxito de las copas menstruales y el auge reciente de las bragas menstruales, que también pueden servirte de gran ayuda durante el posparto.

En esta etapa que comienza inmediatamente después del parto, el cuerpo requiere de tiempo y ayuda para recuperar su forma previa al embarazo. Los músculos del suelo pélvico y del abdomen volverán a su tono normal antes o después dependiendo de variables como la edad, el descanso o su estado previo, y el ciclo menstrual regresará en función de circunstancias como, por ejemplo, si eliges dar el pecho o no. 

Lo que es inevitable en cualquier caso son las pérdidas de sangre durante el puerperio o cuarentena. Los llamados loquios, que son secreciones uterinas que pueden prolongarse durante 40 días. Aunque no son lo mismo ni se parecen a los sangrados menstruales, su efecto si es similar, y es aquí donde cobran utilidad las braguitas menstruales durante el posparto. 

Qué son

Este tipo de ropa interior tiene un diseño especial que es capaz de absorber el flujo menstrual o las pérdidas que se producen durante la cuarentena, por ejemplo, sin que la mujer que las lleva se sienta húmeda y, por ende, incómoda durante un plazo de tiempo de entre 8 y 12 horas en función del fabricante. 

Todas son transpirables, hipoalergénicas y evitan los malos olores. Y por si fueran pocos beneficios, son reutilizables y no son más gruesas que unas braguitas de toda la vida. Además, tienen una vida media de 2 años, si bien es cierto que dependerá del uso, de la cantidad y volumen de pérdidas y sangrados posparto de la persona, y también del cuidado que esta tenga al lavarlas y conservarlas. En este sentido, todos los fabricantes recomiendan enjuagarlas previamente y meterlas en la lavadora a una temperatura máxima de 30 grados. 

Cómo es su diseño especial

Son ya muchas las firmas, tanto especializadas en ropa interior e higiene íntima femenina como marcas globales del sector textil, que diseñan braguitas menstruales. 

Casi todas están compuestas por tres capas. Es el caso de las que fabrica la firma FreeU en algodón de bambú, un material más absorbente todavía que el tradicional y más sostenible en su cultivo. 

La primera capa de las braguitas es un tejido impermeable que hace las veces de escudo infranqueable entre piel y humedad. No permite fugas ni tampoco manchas, de ahí que la piel no se resienta. 

La segunda es una capa antibacteriana y ultraabsorbente. En el caso de las braguitas menstruales de FleeU, “sustituye entre uno y tres tampones hasta 12 horas”, explican desde la firma. Esta es la capa que impide también los malos olores, ya que “Los biocidas que la impregnan evitan que las bacterias se multipliquen y provoquen olores desagradables”, indican. 

Por último, la tercera capa, que sería la externa, es otra membrana impermeable a los líquidos. Es una especie de barrera protectora extra. De este modo, con esta triple capa, las braguitas menstruales son un producto reutilizable ideal no solo para los días en los que se presente el ciclo menstrual, sino también durante las semanas que dura el puerperio.

Continúa leyendo