Remedios

Caída del pelo en el posparto, ¿qué podemos hacer?

La alopecia después de dar a luz es una consecuencia habitual debido a los cambios hormonales y los desajustes que se producen en esta etapa, pero cesa por sí misma con el paso de los meses.

Mujer cepillándose el pelo (Foto: iStock)
Mujer cepillándose el pelo (Foto: iStock)

La caída del pelo en el posparto es una consecuencia muy habitual de los cambios hormonales que se producen durante el embarazo y después de dar a luz al bebé. Este síntoma recibe el nombre alopecia posparto o posnatal, y en la gran mayoría de los casos cesa por sí misma. 

No es algo banal que hagamos referencia a los cambios hormonales del embarazo porque están relacionados directamente con la caída posterior del cabello, tal y como explica Modesta Cassinello, y creadora de la firma de belleza que lleva su nombre: “Dentro de las alteraciones hormonales que afectan al cabello durante el embarazo, la que más destaca es un aumento de la cantidad de cabello, por aumentar el número de folículos en la fase de crecimiento”.

La doctora en farmacia y diplomada en nutrición indica que “Este efecto siempre tan celebrado por todas las embarazadas no es permanente porque después de dar a luz o al acabar la etapa de lactancia se produce una pérdida del cabello temporal producida por la caída de estrógenos”.

El Comité de Nutrición y Lactancia Materna, por su parte, explica este mismo proceso de una forma muy didáctica también: “Después del nacimiento de su bebé y el comienzo de la lactancia (y los cambios hormonales que acompañan el parto), un mayor número de pelos de lo normal entran en la fase de reposo. La fase de reposo es seguida por la caída del cabello, las nuevas madres experimentan una mayor pérdida de pelo de lo normal una vez que termina la fase de reposo”.

¿Por qué ocurre?

Según expone el dermatólogo Ramón Pedragosa Jové en su artículo “Alteraciones del cabello”, esta muda es “llamativa porque es intensa, de cabello largo, generalizada y de larga evolución, semanas o incluso meses”. Además, advierte que “suele aparecer a los 2-3 meses del parto, a veces incluso antes, y no tiene porque repetir después de cada embarazo” y también señala que no requiere tratamiento, ya que cesa por sí misma al ser una muda fisiológica, ni tampoco “induce a alopecia a menos que hubiera sufrimiento previo del folículo piloso”.

Todos los expertos coinciden en afirmar que no tiene nada que ver ni la lactancia materna ni el sexo del bebéen si aparece o no la alopecia posparto, y tampoco en su intensidad. En esto último, en cambio, si afecta cuánto haya crecido el cabello durante la gestación o cómo de largo tenga el pelo la mamá: “La pérdida del cabello puede ser más extrema si su pelo creció mucho más de lo normal durante el embarazo, o si tiene el cabello largo”, aseguran desde el Comité de Nutrición y de Lactancia Materna. 

¿Cuándo se vuelve a la normalidad?

Como apuntaba el doctor Pedragosa, la caída del pelo después de dar a luz es una consecuencia natural del proceso que ya hemos detallado con dos testimonios distintos. Por este motivo, no se debe hacer nada especial para tratarlo. Lo normal es que se recupere “entre los 3 y 12 meses posteriores”, considera Modesta Cassinello, mientras que el Comité de Nutrición y Lactancia Materna cierra la horquilla a entre seis y doce meses porque es al sexto mes cuando la mayoría de las mujeres “vuelven a su habitual ciclo de crecimiento de cabello”. 

¿Qué medidas se pueden tomar?

Dado que, como indica Modesta Cassinello, “Esta caída también se puede ver afectada por otros factores como la pérdida de minerales como el hierro, una mala alimentación, estrés provocado por la nueva situación…”, lo que sí se puede hacer es limitar la caída y cuidar al cabello que aguanta mediante hábitos saludables o trucos de estilo. Cassinello recomienda seguir “una dieta equilibrada y variada con preferencia de alimentos de temporada, descanso y una buena gestión del estrés”, y también es aconsejable utilizar productos para el cuidado del cabello de calidad y evitar el uso de un cepillo o peine que tire con agresividad del pelo. 

Además, hay expertos en estilismo del cabello que creen que una muy buena solución es apostar por un corte de pelo más corto, que requiera menos atención, o también experimentar con distintos peinados hasta dar con el que mejor disimula la alopecia posnatal hasta que el ciclo del pelo se vuelva a estabilizar y esta desaparezca. 

También te puede interesar:
Vídeo de la semana

Continúa leyendo