Qué incluir y qué no

¿Cambia la lista para el hospital cuando es cesárea o parto vaginal?

La diferencia fundamental son los días de estancia que la madre debe permanecer en la clínica, detalle que sí hace que cambie ligeramente la composición de la bolsa.

La gran diferencia entre un parto natural y una cesárea a la hora de preparar la bolsa para acudir al hospital a dar a luz es que la segunda es una intervención quirúrgica, y como tal conlleva una recuperación más delicada, por lo que la mujer suele estar más tiempo ingresada que en el primer caso. 

Dependiendo de la hora a la que sea el parto y si todo va bien, la mamá y su pequeño pueden llegar a tener el alta médica en un par de días, pero en el caso de que el niño nazca por cesárea este plazo se dobla, de manera que es muy habitual que no reciban el alta hasta los cuatro días aproximadamente. 

Lógicamente, esto hace que la bolsa para el hospital tenga que ser un poquito más grande porque la mamá necesitará tener cubiertas sus necesidades básicas durante más horas. Y entre estas lo más importante son los productos de higiene personal y la ropa interior, que en la medida de lo posible debe ser cómoda, absorbente y que facilite la lactancia

Qué incluir en la bolsa

A partir de aquí, puedes añadir con respecto a la lista para un parto vaginal más alternativas de entretenimiento, aunque es muy probable que solo tengas ganas de descansar, por lo que no merece la pena meter más cosas de este tipo en nuestra opinión. Siempre tienes, además, la posibilidad de pedir que te traiga aquello que quieras tu pareja o un familiar cercano (no en tiempos de pandemia donde las visitas están restringidas, lógicamente).

Por lo demás, la bolsa es muy similar. Varía en función de tu propia experiencia si ya has tenido un parto anterior, pero básicamente debes llevar lo mismo en un caso que en otro: no te olvides de unas chanclas de goma para la ducha y el baño, las zapatillas de estar por casa, una bata, el pijama -en muchos hospitales te lo dan, pero no sobra llevarlo-, y un vestido suelto y calzado cómodo (y calcetines) para cuando te den el alta. 

De todos modos, siempre es recomendable consultar al ginecólogo y a la matrona si, en base a su experiencia personal, considera que es recomendable incluir algo específico en la bolsa para el hospital si el parto no va a ser natural. Es una opinión experta que siempre merece la pena escuchar para aprender y que luego no eches nada de menos cuando ya estés en la clínica. 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo