Estrías, manchas, aumento de peso…

Cambios en el cuerpo tras el parto

Es inevitable. La maternidad modifica el cuerpo y la mente de la mujer.

También te puede interesar: Sí, la maternidad cambia tu cuerpo para siempre
Manchas en la piel

La mayoría de las alteraciones físicas remiten solas en unos meses, otras huellas son más difíciles de borrar y precisan cuidados específicos para desaparecer, y algunas cosas nunca volverán a ser como antes.

Manchas en la piel

  • Causa. Los cambios hormonales del embarazo pueden oscurecer la piel en torno a la nariz y la boca (máscara del embarazo) y/o provocar la aparición de una sombra que recorre el abdomen verticalmente ( línea alba).
  • Cuándo desaparecen. A las pocas semanas del alumbramiento, siempre y cuando la embarazada haya tomado precauciones con el sol.
  • Medidas que ayudan. Algunas manchas de la cara pueden resistirse. Para evitar que se oscurezcan más, es importante aplicarse crema con protección solar total antes de salir a la calle.

Tripa abultada

  • Causa. Durante el parto se pierden entre cinco y siete kilos, pero la tripa seguirá hinchada hasta que el útero y los demás órganos afectados por la gestación vuelvan a su tamaño y ubicación habitual. Al final del embarazo el útero era más grande que un balón de fútbol y ahora tiene que quedarse tan pequeño como una pera.
  • Cuándo desaparece. Aproximadamente a los 40 días del parto vaginal (tarda algo más en caso de cesárea).
  • Medidas que ayudan. Dar el pecho lo antes posible, ya que la lactancia libera oxitocina, una hormona que ayuda a que se contraiga el útero. También es útil hacer ejercicio para recuperar el tono de los músculos abdominales.

Michelines

  • Causa. Aunque la mujer se haya cuidado durante la gestación y tan sólo haya cogido los kilos estrictamente necesarios (correspondientes al peso del feto, líquido amniótico, placenta e incremento de volumen sanguíneo), el cuerpo cambia para albergar al bebé y necesita algún tiempo para recuperarse.
  • Cuándo desaparecen. Pueden transcurrir nueve meses, un año, o incluso más tiempo hasta que la silueta vuelva a ser la misma. Las mujeres que ya tienen otros hijos suelen tardar más en recuperar la línea porque tienen menos tiempo para preocuparse de sí mismas.
  • Medidas que ayudan. Los especialistas recomiendan esperar al menos dos meses para iniciar un régimen suave. Cuando se abandone la lactancia se puede realizar una dieta de adelgazamiento más severa que permita perder un par de kilos al mes. El ejercicio también ayuda, pero antes de empezar a hacer abdominales es importante asegurarse de que el periné está totalmente recuperado.

Incontinencia urinaria

  • Causa. Los músculos del suelo pélvico (periné) que sostienen el aparato genito–urinario se resienten durante el embarazo y el parto. Por eso algunas mujeres sufren pequeños escapes de orina o tienen dificultad para contener los gases en el posparto.
  • Cuándo desaparece. Si durante el embarazo se han realizado ejercicios para fortalecer el periné, las molestias remiten en unos 15 días. Si no se han hecho o el parto ha sido con fórceps o ventosa pueden durar varias semanas.
  • Medidas que ayudan. Trabajar el periné cuanto antes con los ejercicios de Kegel, que consisten en contraer y relajar los músculos que rodean la vagina y el ano. Deben repetirse tres veces al día en series de 10 en cualquier postura. Hay que adoptarlos como una práctica cotidiana para toda la vida.

Piel entumecida (en la cicatriz de la cesárea)

  • Causa. Tras una cesárea es normal sentir dolor y tirantez y percibir una parte de la piel con sensibilidad diferente, como si estuviera dormida, ya que la cicatriz afecta a diferentes terminaciones nerviosas. También puede formarse un abultamiento, que se quitará del todo cuando cicatricen los puntos.
  • Cuándo desaparece. Los puntos externos suelen cicatrizar en unos 10 días. En unos tres–ocho meses la cicatriz quedará reducida a una línea delgada y pálida y desaparecerá el entumecimiento de la zona.
  • Medidas que ayudan. Aplicar crema hidratante y darse masajes para suavizar la sensación de tirantez.

Senos más pequeños

  • Causa. Las mamas no tienen una estructura anatómica que las sustente. El aumento de tamaño que experimentan con el embarazo y la lactancia, seguido de la reducción que acusan durante el destete, puede hacer que pierdan consistencia y parezcan más pequeñas. Cuando ya no hay nada de leche, algunas mujeres pueden quedarse como una tabla. Es un proceso normal y pasajero.
  • Cuándo desaparecen. En unos pocos meses los pechos vuelven a crecer e incluso suelen ser algo mayores que antes de la gestación.
  • Medidas que ayudan. Echarse crema antiestrías, para evitar que estas aparezcan con el cambio de volumen, y hacer ejercicios para fortalecer los músculos pectorales.

Caída de pelo

  • Causa. El cabello se regenera sin cesar (a diario se pierden entre 35 y 150 pelos), pero los cambios hormonales del embarazo detienen la caída. Después del parto se pierde todo el pelo que no se había caído antes y parece menos brillante y sin cuerpo.
  • Cuándo desaparece. A los pocos meses de dar a luz el cabello recuperará su volumen y aspecto habitual.
  • Medidas que ayudan. Los cuidados normales de siempre y una alimentación equilibrada son suficientes para mantener el pelo sano, aunque se puede mejorar con algún tratamiento anticaída y mascarillas fortalecedoras.


Asesor: Diego Sojo, matrón del Centro de Salud Los Cármenes, de Madrid.

 

Etiquetas: cambios embarazo, embarazada, embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS