Antes del parto

¿Cómo elegir el hospital para dar a luz?

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora de escoger el hospital? ¿Debemos ir siempre al más cercano?

Cuando nos quedamos embarazadas comienzan las dudas. El nacimiento de un hijo es uno de los momentos más importantes de nuestras vidas y es por ello que hay que tomar decisiones informadas para poder estar lo más tranquilos posibles y disfrutar de cada momento.

Elegir el hospital en el embarazo
Foto: Istock

Hay muchas cosas que no podemos controlar, por ejemplo, pero sí que hay otros factores que podemos decidir y que influirá mucho en el embarazo, parto y postparto, como por ejemplo la elección del hospital donde pariremos.

Muchas mujeres a día de hoy siguen creyendo que tienen la “obligación” de acudir al hospital “que les toca”, el que está más cerca o el que su centro de salud les indica, pero la realidad es otra.

Como ciudadanos, tenemos derecho a elegir el hospital donde daremos a luz (salvo circunstancias que estén fuera de nuestro alcance a nivel médico), ya sea un hospital público o privado.

Y es que escoger un hospital que cumpla con nuestras necesidades y vaya acorde a nuestros deseos nos ayudará a afrontar el momento del parto de forma más relajada y confiada.

Pero, ¿qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora de elegir el hospital donde dar a luz?

Ubicación

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es buscar un hospital que no esté muy lejos (no hace falta que esté a 5 min de tu casa), especialmente si eres primeriza y si el embarazo no es de riesgo.

Pero además de la distancia ten en cuenta también otros factores importantes relacionados con la accesibilidad: carretera complicada (baches, curvas, un único carril por sentido, obras...), muchos semáforos, tráfico en hora punta y en horario normal...

Una vez tenemos una pequeña lista con estos hospitales, podremos tener otros factores en cuenta para poder tomar una decisión final.

¿Hospital público o privado?

En España, sigue la creencia que los hospitales privados son mucho más intervencionistas que los públicos. Sí que es cierto que hace unos años, las estadísticas podrían mostrar esos datos, pero gracias al avance médico y a la lucha por parte de los sanitarios y la población de erradicar la “Violencia Obstétrica”, a día de hoy no existe tanta diferencia. Es más, habría que fijarse en el hospital en sí, más que en si es público o privado.

En España tenemos una amplísima red de hospitales públicos y privados, y en la mayoría de los casos tenemos la suerte de contar con estupendos profesionales tanto en unos como en otros.

Por eso, dar a luz por lo público o por lo privado dependerá de las circunstancias personales de cada mujer, así como de sus preferencias.

Los hospitales privados tienen principalmente tres ventajas frente a los públicos:

  • Suelen contar habitaciones amplias y confortables, lo que sin duda es un plus en comodidad e intimidad para la mujer que da a luz y para su acompañante.
  • Cuentas con un ginecólogo privado, el cuál te hará todo el seguimiento junto con su equipo.
  • El ginecólogo que hace el seguimiento del embarazo suele ser quien asiste el parto, por lo que es una de las ventajas que podemos encontrar en los hospitales privados y así tener una cara conocida en la que confiamos el día del parto.

En cuanto a las ventajas de los hospitales públicos frente a los privados, destacaríamos las siguientes:

  • La sanidad pública cuenta con todo tipo infraestructuras y recursos imprescindibles para afrontar situaciones de riesgo (este factor hay que tenerlo en cuenta dependiendo del hospital privado que vayamos ya que no todos cuentan con este recurso).
  • Si el embarazo no es de riesgo, el seguimiento del mismo suele ser llevado a cabo por matronas, al igual que la asistencia al parto. Son varios los estudios que destacan que los partos asistidos por matronas reducen el riesgo de complicaciones, parto instrumental o cesáreas.

Visita el hospital

Antes de decidirte por un hospital en concreto te recomendamos que investigues, te informes y preguntes todas tus dudas.

  • Recaba información y opiniones de mujeres que hayan dado a luz en ese hospital.
  • Investiga las estadísticas del hospital en partos vaginales y partos por cesáreas.
  • Concierta una visita guiada por el hospital en el caso de tener este servicio (ya sea presencial u online)
  • Pregunta por los protocolos, las estadísticas, el apoyo a la lactancia y el postparto materno, entre otros.

¿Cómo quieres que sea tu parto?

Una de las preguntas importantes que debes hacerte es, ¿cómo te gustaría que fuese tu parto?

Como comentábamos en el artículo del Plan de Parto, una cosa son las preferencias de la mujer y otra cosa lo que suceda. Pero sí es cierto que dependiendo si queremos un parto natural, uno con epidural, en el agua…deberíamos preguntar qué tipo de recursos tienen los hospitales.  

Escogiendo el hospital donde dar a luz
Foto: Istock

Esto te hará descartar aquellos que no tienen lo que tu necesitas o tienes en mente.

  • ¿Quiero un parto natural sin intervención médica, en la medida de lo posible?
  • ¿Deseo dar a luz en el agua?
  • ¿Quiero tener a mi disposición recursos que me ayuden en el proceso de dilatación tales como la bañera, pelota, lianas, cojines, colchonetas…?
  • ¿Deseo dar a luz sin epidural, con epidural, con la walking epidural?
  • Si mi intención es no ponerme la epidural, tienen otros recursos como el óxido nitroso, opioides, ¿TENS…?

Recuerda además que ningún hospital puede negarte presentar un plan de parto si así lo deseas (otra cosa es que surjan complicaciones en el momento de dar a luz y no pueda llevarse a cabo), ni tampoco impedirte que acudas acompañada de la persona que tú elijas.

En el caso de tener una cesárea, infórmate si dejarán entrar a tu pareja al quirófano (no lo des por hecho ya que no todos los centros lo permiten) En caso de tratarse de una cesárea de urgencia o cualquier otra situación de riesgo será comprensible que tu acompañante seguramente tenga que quedarse esperando afuera donde será informado.

Una vez analizadas y aclaradas todas estas cuestiones, te será más fácil elegir el hospital que te haga sentir más cómoda y respetada en tus deseos a la hora de dar a luz a tu bebé.

Carla Quintana

Carla Quintana

Diplomada en Enfermeriìa por la Universidad Autoìnoma de Madrid y especializada en Obstetricia y Ginecología, trabajo como matrona poniendo en praìctica un cuidado personalizado, humanizado y cercano hacia la mujer embarazada y su pareja, para asiì poder disfrutar de este momento tan importante sin miedos, empoderada y segura de siì misma.

Continúa leyendo