Consejos para la vuelta al trabajo

Cómo reincorporarse a la vida laboral tras la maternidad

Al igual que el embarazo, la baja maternal también llega a su fin y debes afrontar la situación de la mejor manera. Toma nota de algunas recomendaciones.

Cuando va a nacer un pequeñín, lo normal es que la mamá embarazada disfrute de una baja maternal durante un tiempo. Sin embargo, una vez pasa, llega la hora de reincorporarse a la vida laboral. A muchas mujeres se les puede hacer bastante difícil afrontarlo, veamos algunos consejos para hacerlo de manera positiva

Una vez que el embarazo acaba, una de las preocupaciones que aparecen en muchas de las mamás recientes es cómo afrontar reincorporarse al trabajo. Sobre todo, porque, aunque les apetezca volver a retomar de alguna manera su rutina de antes, también les apena separarse de su bebé, sobre todo cuando en los últimos meses han estado juntos día y noche.

No obstante, como te imaginarás, volver a la vida laboral es posible sin sentir culpabilidad, y puedes hacerlo de manera saludable.

Cómo volver a trabajar después de la baja

Si estás a punto de reincorporarte y quieres que la vuelta sea lo más positiva posible, toma nota de estas recomendaciones:

  • Infórmate de tus derechos laborales. Nunca está de más que consultes los derechos que tienes y a los que puedes acceder después de convertirte en mamá. Por ejemplo, pedir una excedencia, saber si tienes reducción de jornada para ir volviendo más gradualmente o tener permiso de lactancia, entre otros.
  • Comparte tus preocupaciones. Es muy importante que mantengas una buena comunicación con tu pareja, te ayudará a sobrellevar mejor la vuelta.
  • Organiza tu nueva rutina. Como en cualquier momento de la vida, la organización va a ser muy importante y te va a ayudar a afrontar las nuevas circunstancias. No te olvides de pedir ayuda si la necesitas para repartir las tareas.
  • No te sientas culpable. Es normal que aparezca algo de culpa por el hecho de dejar el cuidado del bebé en otra persona, pero debes olvidar este sentimiento, restaurar tu vida laboral también te ayudará mentalmente.
  • Ve acostumbrando al bebé. La nueva situación no solo va a ser diferente para ti, para el pequeñín de la casa también. Prueba a ir acostumbrándolo a no tener a sus padres siempre cerca para que luego no sea un cambio demasiado brusco. Puedes probar a llevarlo un día a casa de los abuelos para ver cómo se adapta.
  • No te olvides de descansar. Aunque ahora las tareas se hayan incrementado en volumen es fundamental que te tomes tus momentos de descanso. Aunque sea dar un paseo, escuchar música unos minutos, hacer deporte o sentarte un rato a leer, estas pequeñas cosas ayudarán mucho a tu salud mental y a recargar pilas. Además, no olvides de ir adaptando tu rutina de sueño para descansar lo máximo.
  • Pide ayuda si es necesario. Tanto a familia, como a amigos o incluso, a un cuidador, cuenta con ayuda si ves que es necesario hacerlo.
  • Habla con otras mamás recientes. Hablar con amigas o leer experiencias de otras personas sobre las vivencias de la paternidad y la vuelta al trabajo, te ayudará mejor a asimilar la situación y comprobar que tus emociones son normales y que no eres la única que se siente así.

Continúa leyendo