¿El parto está aquí?

¿Cómo saber si estás de parto? Las señales más claras

¿Sabías que antes del parto también puedes sentir contracciones? Como existen algunas señales inequívocas de que el parto se acerca, las hemos recopilado en eta guía para que las tengas a mano.

Uno de los mayores  temores de muchas embarazadas es el momento del parto: ¿dolerá tanto como dicen? ¿Me enteraré de que estoy de parto o tendrán que llevarme solo cuando veamos que he roto aguas? ¿Tendrán que hacerme una cesárea? ¿Cómo será la sensación de sentir una contracción? Pero, por encima de todas las dudas, hay una que replica en la cabeza de muchas: ¿sabré reconocer las señales de que el parto ya está aquí?

Antes de continuar hemos de decir que el cuerpo es sabio y que, posiblemente, cuando el parto sea inminente sabrás reconocer el momento sin necesidad de ayuda de nadie. Sin embargo, ante la incertidumbre (que es normal que aparezca, sobre todo, en los días previos a la gran bienvenida), hemos querido recopilar algunas de las señales inequívocas de que el bebé va a llegar al mundo para que puedas estar preparada.

Y es que, antes de que llegue ese momento del parto, la mujer puede sentir algunas contracciones que no son, para nada, alarmantes. Son las conocidas como contracciones de Braxton Hicks que pueden tener lugar alrededor de la mitad del embarazo en adelante y que no son dolorosas ni regulares, por lo que no hay que controlarlas.

Sin embargo, hay otras contracciones que sí son de parto.

Además de ellas, que son una de las señales más evidentes, existen otros síntomas que pueden indicar a la embarazada que ha llegado el momento del alumbramiento y tendrá que empezar a preparar todo para la llegada de su bebé. Si hay que salir al hospital, a no ser que se encuentre fatal, hemos de decir que se puede ir con total tranquilidad, sobre todo si hablamos de embarazos primerizos, pues el tiempo de dilatación es bastante largo y dará tiempo de sobra.

Aumenta tu flujo vaginal

En los días previos a dar a luz, el flujo vaginal aumenta e, incluso, se puede tornar de un color marrón clarito o rosado que no es preocupante.

¿Respiras mejor?

Tal y como indican en la web del Instituto Materno Infantil, cuando el parto se acerca, el bebé ya no presiona tanto el diafragma: “como resultado, es posible que puedas respirar con mayor libertad”, argumentan.

Pérdida del tapón mucoso: ¿parto inminente?

Citamos palabras textuales del Instituto antes referenciado: “Durante el embarazo, el cuello del útero permanece cerrado y tapado con moco para proteger al bebé de infecciones. Pero, cuando avanza el parto, el cuello se dilata y ablanda para prepararse y eso se desprende”.

Es lo que se conoce como el desprendimiento o pérdida del tapón mucoso que, si bien se ha creído que es síntoma de parto inminente, puede llegar a tener lugar unos días antes de dar a luz.

Las contracciones de parto: el síntoma más claro

A diferencia de las de Braxton Hicks, las contracciones de parto sí son dolorosas y regulares. Podrás saber que son estas si tienen lugar cada cinco minutos (más o menos) y no desaparecen aunque estés en reposo.

Si hablamos de un parto primerizo, como decimos, podemos esperar a que se produzcan cada cinco minutos para acudir. Si es del segundo o más, entonces habrá que ir cuando tengan lugar cada diez.

‘Romper aguas’

Lo que comúnmente se conoce como ‘romper aguas’ es la acción que tiene lugar cuando se rompe la bolsa o saco amniótico en el que está el bebé, fruto de su encajamiento en el canal de parto. Esta señal, aunque se produce la mayoría de las veces que hablamos de un parto natural, puede no producirse nunca e, incluso, llegar a vivir un parto velado: cuando el niño nace dentro de la bolsa intacta.

Si tienes contracciones pero esto no lo has notado, igualmente acude al hospital porque te lo pueden romper allí.

Otras señales de que el parto está muy cerca

Aquí otras señales que pueden indicar a la mujer que se va a poner de parto en los próximos días:

  • Está más cansada de lo habitual o más activa de lo habitual (síndrome del nido)
  • La barriga se ha endurecido
  • Siente calambres musculares
  • Dolor sordo en la parte baja de la espalda que va y viene
  • Sensación de presión en la pelvis
Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas crianza, infancia, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo